El content marketing es una disciplina que le viene como anillo al dedo a marcas de todos los sectores de actividad (también de aquellos que tienen a priori cero “sex appeal”).

Ser una marca aburrida (por el ramo de actividad en el que ésta se desenvuelve) no es óbice para hacer marketing de contenidos de primerísima calidad.

Si su empresa tiene la mala fortuna de pertenecer a un sector que no destaca por su alegría y su frescura precisamente, podrá aun así sacar todo su jugo al content marketing echando mano de los consejos que disecciona a continuación Mention.com:

1. Conviértase en un experto en su nicho
Procure fortalecer la conexión entre su marca y todo lo que ésta hace, escriba “guest posts”, participe en rondas de expertos y conviértase en fuente de primerísima mano de los periodistas en su campo de actividad.

2. Eduque a sus clientes
Ayude a sus clientes a hacer aquello que realmente desean hacer, recuerde que saber es poder y a la hora de asistir al consumidor, intente que la solución vaya más allá de los productos y los servicios prestados por su empresa.

3. Ayude a sus clientes
Intente que la ayuda que presta a sus clientes traspase la barrera de la educación pura y dura, suministre al cliente recursos, herramientas y otro tipo de asistencia y en último término convierta su marca en un recurso con entidad propia.

4. Adopte puntos de vista diferentes
Procure destacar (a toda costa) entre sus competidores, y adopte perspectivas novedosas para abordar temas comunes.

5. Escriba teniendo en mente a los entusiastas
Los entusiastas toman a menudo la forma de influencers. Y para echarles el lazo (y no soltarles) hay que suministrarles contenidos interesantes y verdaderamente relevantes para ellos.

6. Cree y comparta vídeos de calidad
Con los vídeos, omnipresentes en las redes sociales y en los dispositivos móviles, su marca se las ingeniará para estrechar lazos con su audiencia.

7. Utilice sabiamente los datos
Eche mano de los datos y las cifras para añadir una pátina de credibilidad a su contenido. Y si es posible, tómese la molestia de sondear a su propia audiencia para obtener así datos propios.

8. Cuente historias
Entrevere una pizca de entretenimiento y de emoción en contenido que es a priori fundamentalmente informativo y educativo, y alumbre historias protagonizadas por personas y clientes reales (haciendo cosas también reales).

9. Vea las noticias
Y en base a la actualidad, valore la posibilidad de practicar el denominado “newsjacking” y cree contenidos estrechamente relacionados con hechos noticiosos.

10. Muestre la personalidad de su marca
Deje claras las múltiples maneras en que su marca es absolutamente única y diviértase dando forma a su contenido.

Un artículo publicado en Marketing Directo