Si hay una fase crítica en la búsqueda de empleo, es la entrevista de trabajo. La compañía de RRHH Nexian afirma que se analizan cerca de 15 currículums para cada puesto ofertado. Sin embargo, su director general David Monge, asegura que aún son muchos los que comenten errores de bulto en esta fase, “especialmente los perfiles más jóvenes, de entre 25 y 35 años, e independientemente de su nivel de formación”. Para facilitar el que puedas salir airoso de una entrevista de trabajo, la compañía especializada en Recursos Humanos Nexian ha resumido en estos 10 puntos las claves para dejar abierta la puerta a la contratación.

1. Empieza con buen pie

Es esencial la preparación previa y comenzar la entrevista conociendo la empresa, sus objetivos generales y las características del puesto de trabajo; ser puntual y apagar los móviles antes de entrar demuestran tu interés por la misma y transmite la impresión al entrevistador de que puedes ser de gran interés para la compañía. Los primeros momentos son los más difíciles pero los más importantes y hay que saber sacar lo mejor de uno mismo.

2. La primera necesidad es comunicarse correctamente

Lograr una correcta conversación es esencial en una entrevista de trabajo. No se trata sólo de pronunciar y mantener el tono de voz adecuado, sino de lograr seducir al entrevistador. Es esencial atraer su atención con información interesante, mostrando tus logros y tus mejores experiencias así como algunos pequeños fracasos de los que has conseguido aprender, adaptando tus conocimientos al puesto ofertado.

3. Preséntate para llevarte el puesto

Busca una imagen personal compatible con la de la empresa. La vestimenta muestra la personalidad de las personas, pero quizá tengas que apostar por una imagen más clásica y formal si lo que buscas es llevarte el puesto. Y muestra una postura corporal relajada, cómoda, tratando de permanecer recto y sin realizar movimientos innecesarios en el asiento que puedan delatar inseguridad o nerviosismo.

4. Saca tu faceta más camaleónica

“Al igual que un camaleón, afirma Monge, trata de ajustar tus experiencias y conocimientos a los requisitos solicitados en el proceso de selección”. Tira de memoria a la hora de encontrar puntos en común con tu trayectoria anterior, saca a relucir tus mejores competencias, de modo que te acerques lo más posible al puesto ofertado.

errores

5. Experto en ti

No te centres en tus títulos y expediente académico, este es un dato objetivo que el seleccionador ya habrá tenido en cuenta. Recuerda que la entrevista es precisamente para conocerte como persona. En opinión de los expertos de Nexian, existen actitudes mucho más valiosas y valoradas que la experiencia profesional o los estudios realizados, como son el entusiasmo, la honestidad, el inconformismo o el compañerismo.

6. El poder del pensamiento positivo

Muestra una actitud positiva y cordial y utiliza un lenguaje positivo. No hay peor entrada que la inseguridad, la negatividad y la falta de autoestima. Inicia la entrevista con una buena predisposición. Realmente, tener la oportunidad de asistir a una entrevista ya es una buena noticia.

7. La mejor improvisación, la que está preparada

Prepara meticulosamente la entrevista, siguiendo un orden lógico de modo que todas las piezas encajen como un puzzle. Deja la genialidad o la intuición para otro momento menos importante. Ten preparados tus argumentos y las posibles preguntas, incómodas o no, que puedan hacerte, tus puntos críticos, etc.

8. Deja claro que quieres y puedes con el puesto

Muestra tus conocimientos, tus valores personales y sobre todo, expresa que quieres ese puesto de trabajo y estás dispuesto a comprometerte con él. En muchas ocasiones, la decisión de qué candidato va a ser el elegido depende de factores como la motivación o el entusiasmo expresado en la entrevista.

9. Se flexible

Puede ocurrir que las condiciones ofertadas sean inferiores a las que esperabas o que encuentres que estás sobrecualificado para el puesto. En ambos casos, es posible proponer una alternativa o propiciar una negociación. “Es recomendable, afirma Monge, “poner las luces largas y evaluar el potencial de la empresa más allá del puesto inicial”.

10. Observa, escucha, analiza y luego habla

Acude a la entrevista informado y escucha con atención lo que te van transmitiendo a lo largo de la conversación. Responde exactamente a lo que te han preguntado y pregunta cuando necesites mayor información.

Estas son las pautas más importantes que ha querido destacar David Monge, Director de Nexian, para que cualquier persona pueda tenerlas a su disposición y que le puedan servir de gran utilidad. Lo último que destaca y no por ello menos importante, es la personalidad de cada uno. Hacer un papel y comportarse como alguien que no eres en algún momento saldrá a la luz. Por lo tanto, ten confianza porque siendo tú mismo puedes aportar algo novedoso y enriquecedor para la empresa.

Arantxa Asián