El social media se ha convertido en el canal de atención al consumidor por excelencia. Y es que, la atención de las marcas a sus clientes a través de las redes sociales es clave para el rumbo de los negocios.

El poder de amplificación de los mensajes en Twitter o Facebook obliga a las marcas a estar siempre alerta pues en una milésima de segundo su situación puede cambiar de manera radical

De ahí la importancia de contar con una estrategia bien planeada y unas pautas definidas que permitan no dejar nada al azar.

Aunque la mayoría de las marcas, el 80%, creen que ofrecen un servicio al cliente de calidad, la realidad es que solo el 8% de los consumidores opinan lo mismo.

Por ello, les mostramos esta útil infografía elaborada por Headway Capital, en la que se ofrecen las pautas para llevar a cabo una atención al cliente cuidada al mínimo detalle así como las consecuencias de no hacerlo.