Despertarse cada mañana con el horripilante soniquete del despertador retumbando en los oídos no es agradable precisamente. Sin embargo, si queremos empezar bien el día, y de paso ganarnos el pan, no nos queda otra que hacer de tripas corazón y despegarnos de las sábanas para lanzarnos a la conquista de una nueva (y probablemente larga) jornada laboral.

La manera (buena o mala) en la que empezamos el día determina sobremanera el éxito que vamos a tener (o no) en el futuro. Los CEOs que tienen el éxito a su vera lo saben muy bien y por cada vez que ponen el pie fuera de la cama se repitan a sí mismos las inspiradoras frases que recoge a continuación Inc.:

1. “Trabajaré para ser mejor hoy que ayer”. Buscar permanentemente maneras de mejorar es vital para hincarle el diente al éxito.

2. “Convertiré en una prioridad lo realmente importante”. En el universo de los negocios, donde la sobrecarga de trabajo está lamentablemente a la orden del día, es importante fijar un orden de prioridades.

hombre-durmiendo

3. “Mejoraré mi conexiones con los demás”. Las personas con éxito dan muchísimas importancia a las relaciones con los demás y saben que para edificar sobre cimientos seguros tales relaciones se necesitan tiempo y paciencia.

4. “Seguiré siendo positivo pase lo que pase”. A los CEOs, a los líderes en general, les corresponde aniquilar el pesimismo que cunde a menudo en el universo empresarial e inculcar una cultura de positividad entre sus empleados.

5. “Seguiré derribando límites”. Las personas que tienen el éxito a su vera no aceptan jamás la mediocridad y se atreven a traspasar límites para aventurarse en tierras desconocidas (y también menos seguras).

6. “No me tomaré el fracaso como algo personal”. A los líderes cobijados bajo la sombra del éxito no les importa asumir sus propios fracasos, que aceptan como parte de su crecimiento personal y profesional.

7. “Ayudaré a tantas personas como pueda a lo largo de hoy”. Los verdaderos líderes no se miran permanentemente el ombligo y se preocupan de cuidar y de ayudar a cuantos están a su alrededor.

8. “Daré las gracias a la gente”. Las personas con éxito conocen la importancia de decir gracias y reconocen sin tapujos los méritos ajenos.

9. “Todo lo que haga echará raíces en la integridad”. La honradez es la piedra angular del éxito, del éxito duradero al menos.

10. “Mostraré gratitud por lo que tengo”. Las personas que están en la cúspide del éxito tienen los pies en el suelo, muestran gratuidad por lo que tienen y esa actitud les ayuda a mantener intacta su humildad.

Un artículo publicado en Marketing Directo