Hay emociones que uno sólo entiende si se desenvuelve profesionalmente en las arenas movedizas del social media marketing.

¿Siente que el corazón se le sale del pecho (y no precisamente de la alegría) cada vez que descubre una errata en el tuit que acaba de enviar? ¿Que se le cae el alma a los pies cuando sus padres le preguntan, por enésima vez, en qué consiste exactamente su trabajo?

Muchos no se lo creen, pero la profesión de social media manager lleva adosada como una lapa una vertiginosa montaña rusa de emociones que tiene permanentemente al borde del infarto a quienes tienen a bien trabajar en la Web 2.0.

La profesión de social media manager es tan compleja emocionalmente que las palabras se quedan inevitablemente cortas para describirla. Por eso, si pertenece a esta sufrida “tribu” profesional, disfrutará de lo lindo con los 12 memes que propone a continuación  Simply Measured:

1. Un cliente le escribe un tuit un viernes a las 10 de la noche.

Publicidad
1

2. Cuando trata de explicar su trabajo a sus padres.

2

3. “¿Así que simplemente tuiteas todo el día?”

3

4. Cuando tiene que cambiar de un perfil a otro en Instagram.

4

5. Una errata en un tuit lleva siempre aparejado un ataque de pánico.

5

6. “¿Cualquiera puede ser social media manager? Por favor, cuéntame más…”.

6

7. Cuando utiliza un hashtag que no significa lo que usted cree que significa.

7

8. Ese momento en el que su marca es víctima de los trols.

8

9. Cuando su tuit logra hacerse hueco en BuzzFeed.

9

10. Cuando su campaña 2.0 se las ingenia para machacar a la competencia.

10

11. Ese momento en el que alguien dice la palabra mágica: “millennials”.

11

12. Cuando invierte horas y horas escribiendo un post y consigue cero “likes”.

12