La lucha por la atención de los consumidores nunca ha sido tan difícil para las marcas y es que, el mundo digital se postula casi como el canal exclusivo para llegar a ellos y la saturación de información que presenta complica mucho las estrategias marketeras.

Y si por si fuera poco el auge del ad blocking y el cada vez mayor hartazgo de los usuarios hacia la publicidad, un nuevo estudio elaborado por InSkin Mediaempeora aún más el panorama.

slide-cuenta-atras

A través del eye-tracking realizado a más de 4.300 consumidores, los resultados muestras que los anuncios online reciben tan solo 0,7 segundos de atención.

Esto quiere decir que para captar este tiempo de los consumidores, un anuncio debería estar expuesto de manera visible durante al menos 14 segundos.

Además, el estudio muestra el tiempo que los anuncios necesitan ser visibles en primer lugar para acaparar ciertos niveles de atención.

Así, los anuncios que consiguen al menos 1 segundo de atención son visibles durante una media de 26 segundos mientras que los que acaparan las miradas durante 2 segundos, la media de visibilidad es de 33 segundos. Por su parte, para 3 o más segundos de atención la visibilidad media es de 37 segundos.

“Una campaña debe valorarse en función de si el anuncio ha tenido oportunidad de ser visto, de si ha sido visto y cuál ha sido el impacto. Debe ser juzgada y optimizada conforme al último paso, el impacto pero el foco en la visibilidad muestra que las campañas están optimizadas en función del primero, la oportunidad, algo que puede ser contraproducente para maximizar el impacto”, explica Steve Doyle, chief commercial officer de InSkin Media.

Un artículo publicado en Marketing Directo