En Estados Unidos y, en general, en todos los países anglosajones lo tienen claro: un emprendedor fracasado es un emprendedor de éxito. Esta aparente paradoja se explica por su legislación…
>>>Leer más>>>