Como vendedores sufrimos de lo que llamo “precocidad comercial”. Esa obsesión por cerrar el negocio sin haber construido la confianza necesaria en cualquier relación comercial. Literalmente es como pedir la mano en la…
>>>Leer más>>>