5 (abrigadas) claves para evitar que los influencers se queden “desnudos” de credibilidad

Las marcas se los rifan, pero lo cierto es que a muchos consumidores la credibilidad de los influencers les resulta a todos luces sospechosa (cuando no totalmente ilusoria).

Para que esa joven disciplina al alza que es el influencer marketing funcione la credibilidad es un “must”. Si ésta se va al garete, los cotizadísimos influencers (y sus gloriosas ambiciones) se irán también tarde o temprano al garete.

La credibilidad es el tesoro más valioso que los influencers albergan en sus entrañas y para preservarlo adecuadamente quienes se ganan la vida con el influencer marketing harían bien en posar sus ojos en las claves que disecciona a continuación Horizont:

1. Las ideas primero y el dinero después

Un influencer no debería cometer jamás el pecado (potencialmente mortal) de llevar a cabo una colaboración con una marca que no se ajusta en absoluto a sus propios valores única y exclusivamente por dinero. Por muy tentador que resulte el cheque que las marcas tienen a bien depositar en sus manos los influencers no deberían aceptarlo si ese cheque repleto de ceros compromete su propia credibilidad y corta las alas a la confianza que sus followers han tenido a bien regalarle durante años. Para prosperar y ser verdaderamente lucrativas a largo plazo las colaboraciones entre marcas e influencers necesitan ser creíbles.

2. La transparencia es obligatoria

Los influencers que en sus perfiles 2.0 apuestan por la publicidad deben etiquetarla claramente como tal. A los “followers” les sienta a cuerno quemado descubrir que los productos que los influencers muestran (a priori de manera natural) en las redes sociales están en realidad pagados. Y se sienten lógicamente estafados cuando descubren que los posts aparentemente no patrocinados de sus influencers favoritos son en realidad publicidad encubierta. Los posts pagados que juegan al despiste y reniegan de su carácter promocional infligen muchísimo daño tanto a los influencers como a las marcas involucradas.

3. En el equilibrio está la virtud

Hay influencers que, cortejados por múltiples marcas, publican en sus perfiles en las redes sociales más publicidad pagada que contenido original. Craso error porque este proceder resulta no sólo muy poco creíble sino que resulta además francamente soporífero a ojos del consumidor. En los social media los influencers deben procurar mantener un equilibrio (saludable) entre la publicación de contenido original y contenido de carácter promocional.

4. Los influencers son creadores

Los influencers son sobre todo y ante todo creadores de contenidos. Son ellos, al fin y al cabo, quienes alumbrar los textos y las fotos que aterrizan en sus perfiles 2.0. Cualquier otra estrategia se revelaría inevitablemente chusca para los “followers”, a quienes rara vez se les escapa una. Cuando decide colgarse del brazo de una marca, es el influencer el que debe dar forma a su colaboración con dicha marca. Dejar que la marca ponga en su boca palabras que no son suyas es claramente contraproducente (y lo es para los dos partes implicadas). Los influencers deben tener libertad a la hora de engendrar contenido para las marcas que han tenido a bien confiar en ellos y en su capacidad de influencia.

5. Fidelidad y lealtad

La credibilidad de los influencers se pierde cuando un día muestran orgullosos en sus redes sociales las últimas zapatillas de Adidas y al siguiente beben los vientos por el último modelo de calzado deportivo de Nike. ¿Significa esto que los influencers no puedan colaborar con varias marcas? En absoluto, es de hecho su deber “coquetear” con varias marcas para ganarse así el codiciado título de “expertos”. Sin embargo, es importante que las colaboraciones entre marcas e influencers se cimenten sobre relaciones a largo plazo y no sean fruto de aventuras de una sola noche, puesto que podrían cercenar seriamente la sacrosanta credibilidad.

Vía Marketing Directo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *