Hay cosas en la vida que es mejor no mezclar, la vida personal y la laboral, la familia y la política o el agua y el aceite. En el marketing también existen algunas combinaciones que, aunque se llevan a la práctica, deberían eliminarse cuanto antes.

Y es que, si nadie mezclaría sabores picantes y dulces a la hora de comer o el rojo y el rosa al vestirse, ¿por qué han de hacerlo en el marketing?

Es hora de decir basta a las insípidas combinaciones, entonar el “mea culpa” y comenzar a preparar deliciosas estrategias para hacer las delicias de los consumidores. Estas son las 5 fusiones imposibles que seguro le dejarán mal sabor de boca:

1. Dirty data y personalización
Teniendo en cuenta que el dirty data son aquellos datos que no son precisos ni han sido recolectados de manera correcta y que, por lo tanto, los resultados no son acordes a la realidad es obvio que la combinación con la personalización no es una buena idea. No podemos pretender dirigir un mensaje personalizado a los consumidores cuando los datos que tenemos de ellos no son los adecuados.

2. Marketing de datos y silos
De la misma manera que una receta de cocina necesita ingredientes, una estrategia de marketing de datos requiere la colaboración de los diversos departamentos de la compañía. Fallar a la hora de agrupar los datos procedentes de diferentes puntos lleva a generar problemas a la hora de implementar la tecnología y en la experiencia del consumidor. Además, el silos puede causar pérdida de datos.

motivada

3. Opt out y comunicaciones continuas
Si los consumidores dejan claro que no quieren saber nada de una marca, los marketeros deberían respetar esta decisión pues, de lo contrario puede causar el enfado de los consumidores. Pero, viendo el lado positivo, eliminar a éstos de las listas, puede hacer incrementar el engagement y conectar con aquellos que realmente están interesados en la marca.

4. Dispositivos móvil y experiencias en ordenador
A unos días de la llegada del 2016 es inaceptable que algunos marketeros envíen emails que solamente se leen en ordenadores, sobre todo teniendo en cuenta que el 67% de los emails son abiertos en dispositivos móviles.

5. Marketing de contenidos y mensajes demasiado promocionales
El objetivo del marketing de contenidos es ofrecer a los usuarios una información útil con valor añadido. Si en vez de esto, se usa el content marketing como excusa para promocionar una marca, el valor desaparece y los consumidores lo saben.

Un artículo publicado en Marketing Directo