En un mundo gobernado cada vez más por las nuevas tecnologías las habilidades “techies” llevan la voz cantante en el universo laboral.

Sin embargo, y aunque desenvolverse adecuadamente en las procelosas aguas de la tecnología es muy importante para prosperar en el mundo laboral, las habilidades sociales son también un auténtico “must” para camino con paso firme y seguro hacia el éxito profesional.

Las habilidades que recoge a continuación Business News Daily no las aprenderá en ninguna escuela, pero le garantizamos (casi al 100%) que si es dueño de ellas podrá triunfar en cualquier profesión:

1. La habilidad de escuchar con atención
A un buen oyente se le reconoce, además de por tener siempre las orejas muy abiertas, por mirar directamente a los ojos de la persona a la que tiene a bien escuchar. Lamentablemente la habilidad de escuchar está a menudo reñida con el tan en boga “multitasking”. Escuchar atentamente es sumamente importante para satisfacer a la persona que tenemos enfrente (un jefe o un cliente, por ejemplo). Una buena manera de pulir esta habilidad es intentar parafrasear las palabras salidas de la boca de nuestro interlocutor para asegurarnos de que hemos comprendido exactamente su significado.

2. La habilidad de proyectar una actitud positiva
Ser propietario de una actitud positiva no es sinónimo de decir a todo que “sí”. Es más bien estar abierto, con positividad, a todos los retos y los desafíos que salen a nuestro encuentro. Ser optimista en el universo laboral, donde los reveses están a la orden del día, no siempre es fácil, pero hay unas cuantas maneras de perfeccionar esta habilidad. Salir de vez en cuando de la oficina y respirar aire puro puede obrar milagros en términos de positividad. Y la gratitud es también un estupendo atajo para mostrar una actitud positiva en el trabajo.

3. La habilidad de comunicarse con claridad
Los errores comunicativos pueden traducirse en conflictos interpersonales y en proyectos que acaban yéndose al garete. Por esta razón, a la hora de comunicarnos con nuestros superiores, subordinados y compañeros en el trabajo, es muy importante que tengamos claro lo que queremos decirles. Una buena manera de prepararnos adecuadamente para realizar una comunicación importante en nuestro entorno laboral es seguir estos tres pasos: presentar un problema y dotar a ese problema de un contexto apropiado, inspirar a los demás apoyándonos en hechos concretos, y poner el foco en las soluciones al problema previamente planteado.

4. La habilidad del trabajo en equipo
Las personas que trabajan bien equipo terminan convirtiéndose en líderes, por lo que una método infalible para subir en la escalera corporativa es tener la habilidad de trabajar en equipo. Está claro que trabajar bien en equipo es esencial para triunfar en los entornos profesionales, ¿pero qué hace a un trabajador dueño esta preciada habilidad? Para arrogarse la etiqueta de buen trabajador en equipo un profesional debe concentrarse sobre todo y ante todo en la tarea que tiene entre manos, no descuidar en ningún momento los objetivos y cumplir los plazos previamente asignados.

5. La habilidad de asumir responsabilidades
Los trabajadores honestos y capaces de asumir responsabilidades son muy cotizados dentro de las empresas. Equivocarse no es malo. Lo verdaderamente nefasto (desde el punto de vista laboral) es meter la pata, echar balones fuera y ser incapaz de asumir los errores cometidos.

Un artículo publicado en Marketing Directo