Si quieres detectar con rapidez a aquellas personas con elevados niveles de inteligencia emocional, solo tienes que prestar atención a algunos síntomas característicos. Destacamos cinco de ellos a continuación.

Las personas que exhiben altos niveles de inteligencia emocional son drásticamente más conscientes de sí mismos, trabajan mejor con otros y desempeñan su actividad y su interacción social a un ritmo mucho más rápido, tal y como señalan diversos estudios realizados en las últimas tres décadas.

Por otra parte, las empresas con culturas corporativas que buscan retener y potenciar el talento de personas emocionalmente inteligentes obtienen resultados espectaculares y mejores índices de productividad.

Pero, ¿cómo saber de forma sencilla quiénes poseen y desarrollan esta capacidad? Acto seguido, destacamos cinco rasgos diferenciales de las personas que poseen inteligencia emocional, según Marcel Schwantes, director y fundador de Leadership From the Core.

5 signos que muestran las personas con inteligencia emocional

  • Manejan sus emociones mejor que la mayoría: Este tipo de individuos se caracterizan por un autocontrol o autogestión positiva de sus propias emociones. Según la concepción del psicólogo de renombre internacional Daniel Goleman , las personas que mantienen el control de sus emociones pueden generar ambientes seguros y justos, con pocos conflictos emocionaes y verbales y elevada publicidad. Junto con la atención y la concentración, este rasgo es muy buscado por las compañías para el liderazgo, ya que aportan tranquilidad, menores picos de estrés y un clima laboral más positivo.
  • Se conocen a sí mismos y practican el autocuidado: Las personas con inteligencia emocional han aprendido a explorar su interior y a identificar con facilidad emociones como la ira, la tristeza o el amor, por lo que saben medir su propia felicidad e impulsar su crecimiento personal.
  • Responden con calma en lugar de reaccionar negativamente: Ante los conflictos, situaciones emocionalmente estresantes o discusiones con clientes o compañeros de trabajo, una reacción humana habitual es ponerse a la defensiva, contestar de forma agresiva y saltar a la mínima. Sin embargo, este tipo de personas saben dominar sus reacciones y responder con confianza y de forma constructiva. 
  • Saben ponerse en los zapatos de otras personas: La cualidad de la empatía es imprrescindible para construir relaciones exitosas en el trabajo y que una organización tenga un rendimiento general positivo. No es una cualidad rígida o inamovible, ya que se puede desarrollar reflexionando acerca de las circunstancias de otras personas, comprendiendo sus dolores y frustraciones y sabiendo que sus emociones son tan reales, válidas e importantes como las tuyas. De esta manera ampliarás tu perspectiva y tu sentido de la gratitud. 
  • Se disculpan y no abogan por el resentimiento: Las personas con inteligencia emocional son maduras y sensibles, no permiten que el rencor y el resentimiento de apoderen de ellas tras una discusión o malentendido, saben cuándo pedir perdón y no anteponen su ego a la pérdida de una amistad, una relación familiar, o una gran conexión a nivel labotal.  trabajo.

Vía | Inc