5 maneras de cultivar (y regar) la inventiva dentro de las agencias

El ecosistema publicitario actual exige una cultura que derribe las barreras entre la tecnología, la producción, la creatividad y la estrategia. Las agencias ávidas de llevar a las marcas a la cumbre creativa deben atreverse a ir más allá del «briefing» y, enarbolando siempre la bandera de la inventiva, procurar a los problemas soluciones que superen ampliamente las expectativas inicialmente volcadas en ellas.

Para que la inventiva eche raíces en las agencias ésta debe ser inoculada no sólo en los creativos y los expertos en tecnología sino también en toda la organización en su conjunto. Y para lograrlo es preciso hacer añicos rutinas y salir de las “cárceles” en las que a menudo se convierten las zonas de confort dentro de las agencias.

Aquellas agencias ávidas de hincar el diente a la inventiva deberían hacer suyos los consejos que comparte a continuación Chuck Fletcher en un artículo para Muse:

1. Aliente la creación de un entorno DIY

Cuando quienes trabajan en las agencias están contagiados del virus de la inventiva, se muestran curiosos, hacen preguntas, prueban cosas por sí mismos y dan fuelle a la creatividad en toda la organización.

Aunque el tiempo que los trabajadores invierten en las tareas que ponen dinero contante y sonante en las arcas de las agencias es sagrado, el tiempo muerto (sobre todo aquel que se consume en equipo) es un regalo que no debería ser desdeñado en absoluto.

Enfrascados en proyectos no directamente relacionados con los clientes de la agencia a la que prestan sus servicios, los empleados están más predispuestos a retarse a sí mismos.

Promoviendo una actitud DIY (y gobernada por lo tanto por el autoaprendizaje) los trabajadores de las agencias viajan más lejos con sus ideas y procuran también mayor motivación a sus colegas.

2. Diga adiós a las zonas de confort

Los creativos están obligados a enfrentarse a los proyectos que tienen entre manos desde diferentes y refrescantes puntos de vista. Y si se agarran como un clavo ardiendo a las mismas herramientas de siempre, tienden a quedar atrapados en viejos patrones que pueden eventualmente metamorfosearse en “prisiones”.

Las agencias necesitan ser inventivas no sólo en el trabajo creativo que brota de sus entrañas sino también en la manera de aproximarse al trabajo que tienen entre manos (abrazando siempre lo nuevo y lo poco convencional).

3. Ponga el foco de la inventiva en toda la agencia en su conjunto

La inventiva es uno de los indicadores más poderosos de rendimiento en los tiempos digitales que corren. Pero que creativos y expertos en tecnología sean los únicos portadores del gen de la inventiva dentro de las agencias lamentablemente no basta. La inventiva debe impregnar todos y cada uno de los equipos de trabajo dentro de las agencias.

Y para crear una atmósfera rebosante de inventiva son los líderes los que deben alentar el pensamiento audaz y la comunicación huérfana de barreras. Los líderes marcan en este sentido el tono, y si toman la molestia de hacer gala de un pensamiento original, desafiar el statu quo y dar alas a la experimentación y la intuición creativa, sus subordinados tomarán nota tarde o temprano.

4. Tenga en cuenta los niveles de motivación de su equipo

La inventiva (y también lo contrario a la inventiva) es lamentablemente deudora de ciclos. Por eso a menudo es tan necesario romper el ciclo e involucrar a los equipos de trabajo de la agencias en proyectos distintos que ejerzan de catalizadores de la creatividad.

Son estos proyectos (detrás de los cuales no hay a menudo ningún cliente) los que marcan a menudo la diferencia entre la inventiva y la falta de inventiva en una agencia de publicidad.

5. Mire hacia delante

Una mentalidad de naturaleza inventiva es mucho más que implementar un programa muy concreto en el lugar de trabajo, es alentar una cultura que rezume creatividad por todos los poros. Y los cimientos sobre los que se construye una cultura de estas características son siempre los líderes, que son el espejo en el que se mira el resto de los empleados.

Vía: Marketing Directo

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *