Instagram se ha convertido en los últimos tiempos en un auténtico “must” para las marcas en el universo 2.0. En la famosa app fotográfica hacen de las suyas miles y miles de marcas procedentes de todos los rincones del planeta. Y una de las marcas de más relumbrón en la filial de Facebook es con méritos propios Red Bull.

La célebre marca de bebidas energéticas cuenta actualmente en Instagram con casi 6 millones de seguidores y sus followers muestran además elevadísimosniveles de engagement en esta plataforma.

Red Bull genera una media de 95.000 reacciones por post en Instagram, una cifra abultadísima que cobra aún más relevancia si tenemos en cuenta que la media está en otras marcas en torno a las 31.000 reacciones por post.

¿Cómo se las ingenia Red Bull para volar tan alto en Instagram? Simply Measureddesgrana a continuación las claves del arrollador éxito de la marca austriaca en la celebérrima aplicación:

empezarunproyecto

1. Publicar contenido 100% energético
Los usuarios de Instagram beben los vientos, más probablemente que en ninguna otra plataforma, por las fotos deliberadamente bellas y dueñas de una buena composición. Y las fotografías de Red Bull en esta red social, especialmente aquellas relacionadas con los deportes extremos, destilan de manera extraordinariamente vívida energía por todos los poros. Un ejemplo esta imagen, absolutamente impactante, de un ciclista descendiendo por un precipicio.

2. Hacer “regram” de los posts de influencers
Red Bull acostumbra a hacer “regram” (o repost) en Instagram de las imágenes de los fotógrafos de deportes extremos más influyentes, incluyendo, por ejemplo, a Christian Pondella. De esta manera, la marca de bebidas energéticas “toma prestado” contenido de primerísima calidad en Instagram y amplía sustancialmente su voz en esta red social.

3. Utilice el medio adecuado para capturar el momento
Red Bull echa mano de una soberbia amalgama de fotos y vídeos para capturar el momento. Y en función de la naturaleza de los momentos retratados, la compañía apuesta por el vídeo o por la fotografía. El doble salto mortal que protagoniza en este vídeo el ciclista Antoine Bizet tiene, por ejemplo, una fuerza que probablemente no hubiera tenido si Red Bull hubiera optado para retratarlo por la típica imagen fija.

4. Publicar contenido que inspira deliberadamente la respuesta en el espectador
Los contenidos que Red Bull publica en Instagram son tan simples como sucintos, pero al mismo atrevidos y por eso pican inevitablemente la curiosidad del espectador, que no puede evitar reaccionar de alguna manera a lo que tiene frente a sí.

5. Vender “lifestyle”
En la mayor parte de los posts de Red Bull en Instagram las bebidas energéticas de la marca austriaca brillan por su ausencia. Pero el contenido que la marca publica en esta plataforma refleja a la perfección el estilo de vida de sus consumidores y rezuma energía, adrenalina y aventura a borbotones.

Un artículo publicado en Marketing Directo