¿Cómo de relevantes son los nuevos canales digitales en el universo del retail? Ni que decir tiene que son extremadamente importantes.

Sin embargo, algunos retailers prefieren hacerse los sordos y no escuchar el fragor de la digitalización. Con esta idea en mente, la consultora Deloittedisecciona en un informe llevado a cabo recientemente en Alemania algunos mitos y realidades sobre la imparable digitalización en el retail.

Mito 1: Las decisiones de compra se siguen tomando en los puntos de venta físicos.
Realidad 1: La digitalización está desplazando cada vez más las decisiones de compra de las tiendas físicas a los nuevos canales online. No en vano, el 64% de los consumidores echa mano de dispositivos digitales en sus sesiones de compras en los puntos de venta físicos.

Mito 2: La digitalización en el retail afecta especialmente a la experiencia de compra en internet.
Realidad 2: La digitalización se deja notar en la experiencia de compra en su conjunto (online, offline, y móvil). El 30% de las ventas de los retailers están de alguna manera influenciadas por las tecnologías digitales.

ecom1

Mito 3: La digitalización promueve una nueva manera de pensar a la hora de aproximarse a las ventas a través de internet y los dispositivos móviles.
Realidad 3: La digitalización da en realidad una completa vuelta de tuerca a la experiencia de compra en el punto de venta. El 44% de los consumidores no le hace ascos a la utilización de los pagos móviles en las tiendas físicas.

Mito 4: La digitalización convierte las tiendas físicas es un suerte de “exposiciones de productos” para los clientes online.
Realidad 4: La digitalización brinda a los retailers la posibilidad de aumentar notablemente sus tasas de conversión en el punto de venta. 4 de cada 5 consumidores toman decisiones de compra en el punto de venta con un dispositivo digital a su vera.

Mito 5: Los social media reducen la disposición del cliente a gastar dinero en las tiendas físicas.
Realidad 5: En realidad, los usuarios de las redes sociales se rascan más el bolsillo en el punto de venta. Los consumidores que utilizan durante el proceso de compra las redes sociales gastan 3,5 veces más.

Un artículo publicado en Marketing Directo