Cuando la siembra se lleva a cabo de manera adecuada, el content marketing regala cosechas fecundísimas a los marketeros. Pero para que esta disciplina eche de verdad brotes verdes, los marketeros deben pertrecharse de un plan que esté alineado apropiadamente con sus objetivos de negocio.

¿El problema? Que muchos marketeros se aproximan al marketing de contenidos colgados del brazo de planes defectuosos.

En los planes de content marketing hay acurrucados centenares de fallos, pero los más graves (y también comunes) son los que disecciona a continuación esta infografía de Click Consult:

1. Generar cantidades ingentes de contenidos. En el universo del content marketing menos es más. Al fin y al cabo, enfrentada a muchísimas opciones, la gente suele sentirse abrumada y menos predispuesta a pasar a la acción. Por eso, más que en la cantidad, los marketeros deben poner el foco en la calidad y la relevancia del contenido que alumbran.

2. Salirse del plan (o directamente “matarlo”). En el marketing de contenidos es vital contar con un plan ampliamente documentado que acople adecuadamente objetivos de negocio y de marketing, que proporcione una pátina de consistencia a los mensajes, que permita utilizar los recursos a disposición del equipo de content marketing de manera apropiada, y que aliente la producción de nuevas ideas.

3. No reciclar contenido. Volver a utilizar contenido previamente publicado no es en modo alguno hacer trampas. Es simplemente maximizar el valor del contenido que con tantísimo esfuerzo producen las marcas y reutilizarlo para conectar con diferentes tipos de audiencia.

4. Trabajar en silos. La colaboración entre diferentes departamentos es vital para generar contenido de calidad. Cuanto más amplio sea el abanico de habilidades que se dan cita en los equipos de content marketing, más rico y relevante para la audiencia resultará el contenido allí engendrado.

5. Publicar contenido “al tuntún”. Volcar contenido escasamente relevante en múltiples plataformas no es en modo alguno la mejor forma de conseguir resultados en la arena del content marketing. Antes de difundir contenidos, las marcas deben tomarse la molestia de investigar en profundidad a fin de conectar con la audiencia adecuada, en el lugar adecuado y en el momento adecuado (utilizando los mensajes adecuados).

Via: Marketing Directo