8 tendencias de consumo que las marcas tendrán que aprovechar en 2019

Hace ya casi 10 años que Juan Isaza, director de estrategia en DDB Latina, recoge a final de año las tendencias que afectarán a los consumidores al año siguiente, algo tremendamente valioso para las marcas, especialmente en una sociedad en constante cambio. En la actualidad, se trata ya de un informe muy esperado en el sector.

Isaza publica las tendencias la primera semana de enero y, en su última visita a España, ha profundizado en ellas. Justo cuando comienza el cuarto mes del año, ha podido comprobar cómo sus pronósticos han sido acertados.

Tendencias 2019

1. Polarización extrema

El mundo se encuentra en el momento de mayor polarización, con una brecha muy grande en el mundo de la política y en el que la sociedad no es capaz de ponerse de acuerdo sobre temas fundamentales. Tanto es así, que en muchas casas está prohibido hablar de política o de temas en los que los miembros están muy divididos. El conferenciante estadounidense ha destacado que no solo los políticos fomentan esta polarización, también el consumidor tiene responsabilidad en esta realidad, que se ha visto impulsada con el crecimiento de las redes sociales.

La oportunidad de las marcas está en generar conciliación, ya que los consumidores ven positivo cuando las marcas lanzan un mensaje de manera constructiva. «Mi recomendación general es tratar de unir», dice Isaza. Las marcas deben invitar al reencuentro de la sociedad y verlo como una oportunidad. Esto será especialmente idóneo para las empresas del sector de la alimentación, ya que a través de la comida siempre se fomenta el concepto de reunión.

2. Sobreviviendo a la ansiedad

“Estamos en el momento de la historia que más información tenemos a nuestro alcance, pero tenemos un miedo como nunca antes a lo que pueda pasar”, afirma Juan Isaza. Con los cambios constantes en la sociedad, el consumidor vive con una incertidumbre que le puede llegar a causar problemas de ansiedad.

Las marcas pueden ayudar a reducir el nivel de ansiedad de estas personas que viven en la incertidumbre. A pesar de que ese rol de responsabilidad pueda imponer, como siempre, las empresas que lo sepan hacer bien y cuenten con unos valores férreos podrán lograr el cambio.

3. Post autenticidad

Tras el boom de los influencers y de las redes sociales, la autenticidad se ha vuelto algo relativo y se empiezan a escuchar frases como «es más falso que el desayuno de un influencer«. Juan Isaza señala la oportunidad: «Es momento de que las marcas comiencen a trabajar con conceptos sobre la honestidad«.

Las empresas tienden más a apostar por los microinfluencers, que tienen menos alcance pero mucho más engagement. Hay que desterrar esa tendencia de pintar un universo que no es auténtico y las marcas deben parecer reales.

4. Bendita soledad

La soledad hasta ahora se había visto como un tema negativo, pero esta visión está cambiando y las redes cada vez presentan más hogares unipersonales. Al mismo tiempo, crece la preocupación por las enfermedades como la depresión, derivadas de la soledad.

Algunas marcas ya han lanzado acciones relacionadas con este colectivo de personas, como las cafeterías Costa Coffee, que crearon «The Chatty Café». Esta iniciativa permitía a las personas que acudían solas al establecimiento colocar un cartel en el indicaban que estaban abiertos a hablar con algún extraño.

5. Realidad paralela

La realidad virtual y aumentada, que lleva pisando fuerte en los últimos años, este 2019 da un paso más. Los consumidores demandan cada vez más una experiencia personalizada y la tecnología puede crearla para ellos. Esta tendencia se hace especialmente visible en las tiendas físicas.

Juan Isaza señala: «Aunque todos estemos en el mismo centro comercial, cada uno va a vivir una experiencia diferente gracias a la tecnología». El retail físico, que parecía que iba a morir, está aprovechando esta tendencia y evolucionando.

Las tres áreas en las que las marcas pueden trabajar son: la creación de contenidos a través de la realidad aumentada para generar emociones, las oportunidades que permiten al cliente probarse los productos o verlos colocados antes de comprarlos y las que permiten construir una experiencia personalizada a través de los datos.

6. Tiempo de desconexión

Existe una alarma generalizada por el excesivo consumo de tecnología y muchas iniciativas promueven la desconexión del móvil. Incluso hay personas que se felicitan por haber estado, por ejemplo, dos horas menos en Instagram que la semana anterior.

El objetivo de las marcas es dar un giro a esta idea e invitar a las personas a que disfruten de lo mejor de la tecnología y así reducir la separación entre las personas y las máquinas.

7. Reinventar lo masculino

En una sociedad donde el empoderamiento de la mujer adquiere protagonismo y trabaja en aras de conseguir la igualdad, la figura masculina debe también reinventarse.

Un ejemplo de marca que ha aprovechado esta tendencia es la empresa Axe, marca de productos masculinos que durante años ha presentado al hombre como un seductor. En su última campaña, cuestionaba si un hombre podía vestir de rosa, ser flaco o no ser aficionado al deporte, y desterraba la idea del prototipo de hombre heterosexual. En definitiva, se acabó asociar la agresividad con lo masculino y caer en estereotipos.

8. El medio ambiente

El medio ambiente es un tema que preocupa al consumidor desde hace tiempo y cada vez en mayor medida. Ahora el liderazgo es de los consumidores: «Por primera vez el tema medioambiental pertenece a los ciudadanos en lugar de a las ONGs», afirma Isaza.

El director de estrategia de DDB Latina destaca como dato importante que este año es el primero en el que los millennials son mayoría en la población, y el 25% de las personas están concienciadas con consumir carne en exceso.

Este 2019, para las marcas es un tema obligado que debe entrar en sus planes. La clave será identificar las inquietudes del consumidor y proveer de soluciones innovadoras e iniciativas como la de Final Straw, que creó una pajita de acero inoxidable para evitar el impacto en el planeta de las pajitas de plástico.

Vía: Marketing Directo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *