La digitalización (y sus múltiples tentáculos) echan las zarpas en cada vez más recovecos de nuestra vida cotidiana (y también de nuestra vida laboral). Es más, cabalgando a lomos de la digitalización, el futuro del trabajo pinta bastante diferente de tal y como lo conocemos en la actualidad. Así lo cree al menosAlbert Wenger, socio de Union Square Partners, que ha compartido esta tarde en la conferencia DLD algunas predicciones increíbles (pero con muchas papeletas para convertirse en realidad) sobre el futuro del trabajo en la nueva era digital:

1. En vista de que el denominado “machine learning” está cambiando a marchas forzadas el mundo del trabajo (y destruyendo también muchos empleos), una única solución se cierne en el horizonte: una renta básica para todo el mundo.

2. En el futuro muchas personas no trabajarán. Tendrán una renta básica de 1.000 dólares con la que podrán cubrir todas sus necesidades básicas (también la conexión a internet).

3. Que el trabajo da sentido a nuestras vidas es algo que todo el mundo dice. Pero eso no lo convierte necesariamente en una verdad universal.

4. La idea de que todo el mundo necesita trabajar para vivir dejará de tener validez en el futuro.

trabajo-oficina

5. En unos años invertiremos menos tiempo en la oficina y más tiempo allí donde de verdad queremos estar.

6. En el futuro la contribución más importante de las personas no será el trabajo sino el conocimiento.

7. La gente tendrá más tiempo a su disposición e invertirá ese tiempo enaprender nuevas habilidades.

8. Con una renta básica en su poder, cambiarán no sólo las rutinas laborales sino también las tendencias urbanísticas. La gente no se mudará tanto como ahora a puñado de grandes ciudades. Y eso favorecerá a los núcleos pequeños de población.

Un artículo publicado en Marketing Directo