Mejorar la usabilidad es vital para una tienda online. Esto permitirá incrementar nuestras ventas. Por eso te mostramos 9 consejos para mejorar la usabilidad de tu ecommerce.

Todos solemos subestimar el poder de la usabilidad web, cuando es uno de los aspectos más importantes, por delante incluso del arte, a la hora de desarrollar un sitio web. Por eso mejorar la usabilidad de nuestra web es vital. Por si andáis un poco perdidos os diré que la usabilidad es la facilidad con que las personas pueden utilizar una herramienta en particular con el fin de alcanzar un objetivo concreto. Si enfocamos esto a una tienda online e intentamos resumirlo al máximo, diría que la usabilidad web es la vía de ponérselo sencillo e intuitivo a nuestros visitantes sin que nada les moleste, para que puedan comprar sin problemas.

Seguro que has oido la expresión en el mundo del desarrollo web de “esta página debe estar diseñada para tontos”. Pues a eso nos referimos. Con esto no estamos diciendo que todos los visitantes a tu sitio web sean tontos, ni mucho menos. Si no que, a lo que se refiere este expresión es que cualquier persona, independientemente de su experiencia navegando por Internet, sepa utilizarla.

Mejorar la usabilidad en una tienda online, como os podéis imaginar, permitirá aumentar tus conversiones, así como la satisfacción de tus compradores. En este artículo os vamos a mostrar 9 puntos a tener en cuenta a la hora de mejorar la usabilidad de tu tienda online.

Que el registro sea simple

¿Qué datos necesitamos de un cliente para permitirle hacer una compra en nuestra web? Pues básicamente se me ocurren dos: el email y la contraseña, para las posibles compras futuras que quieran hacer en la página. Si después necesitamos los datos de dirección para poder enviar el pedido, podemos solicitárselos después, en el momento justo que indique qué transporte quiere que le lleve el pedido. Pero el registro es mejor dejarlo sencillo, que invite a entrar.

Solicitar informacion con chorrocientos campos puede abrumar al posible cliente y que salga asustado de la web, y por supuesto, no queremos eso. Evalúa bien los campos que vas a solicitar a tus clientes.

Permite comprar incluso sin registro

A veces incluso ni es necesario almacenar dichos datos para que nuestro cliente pueda hacer una compra. Ok, estamos de acuerdo que guardar los datos del cliente viene muy bien para futuras campañas de marketing pero, los procesos de registro, como hemos dicho antes, suelen hacerse demasiado tediosos para nuestros clientes. Debes tener en mente que, lo que quiere un cliente es, básicamente, comprar en nuestra tienda. Punto.

Así que para solventar este punto puedes habilitar la opción, como hacen en muchas tiendas, de comprar como invitado, sin realizar el proceso de registro normal, o incluso insertar funciones de registro rápido como Facebook Connect.

Procura que tus clientes no se pierdan

Es vital para la navegación de una página web, que el visitante sepa en todo momento dónde está. Por suerte existen los breadcrumbs o migas de pan, que informarán en todo momento al usuario de donde se ubica y encima le permitirá volver a pasos anteriores. Multitud de tiendas online tienen implementado un sistema de migas de pan para ayudar a sus clientes a completar sus procesos de compra. Si tu tienda carece de esta funcionalidad, no te preocupes, implementarla no suele ser muy costoso.

Asegúrate de que han comprendido que la compra ha sido realizada

La confirmación de compra es muy importante en nuestra tienda online. Si queremos mejorar la usabilidad tenemos que mostrar de forma muy evidente que el proceso de compra ha sido realizado satisfactoriamente y agradecer al usuario su visita. Con esto evitaremos posibles quejas o consultas, devoluciones porque el cliente estaba confuso…

Asi que asegúrate que el último paso de la compra es el de confirmación del pedido, en el que se muestre un resumen del mismo con el número de pedido. Además no olvides mandarle copia de ese resumen de pedido al email del propio cliente.

Seguridad ante todo

Aún somos un poco novatos en esto de las tiendas online, por eso es posible que conozcas a personas que aún son un poco reticentes en esto de comprar en Internet. En nuestra tienda online tenemos que inspirar confianza, para que el cliente se sienta seguro y se anime a comprar alguno de nuestros productos. Pon el teléfono de contacto bien visible, advierte que siempre contestarás a todos los mensajes, obtén un certificado SSL de una compañía de prestigio como Verisign… Lo que sea para que nuestro cliente se sienta cómodo.

compra

El carrito siempre a la vista

No os imagináis la frustración que provoca en un cliente el estar añadiendo productos y productos al carrito y luego ni encontrar donde acceder a él para, saber cuánto lleva comprado y en el caso de que esté todo correcto, terminar el proceso de compra. El carrito debe estar SIEMPRE visible, independientemente de la sección de la tienda donde nos encontremos. Si un cliente no encuentra el carro de la compra de manera fácil, agotarás su paciencia y se irá de la web.

Un buen buscador

Como dije antes, hay que ponérselo fácil a nuestros clientes. Una tienda onlineque se preocupe por sus clientes debe disponer de un buscador que se pueda encontrar rápidamente (por norma general se suelen ubicar en la zona superior derecha) en el que puedan teclear el nombre o la referencia del producto para acceder a él rápidamente. Si cuenta con muchos productos, no estaría mal que echaras mano de las búsquedas por facetas, en las que el cliente puede ir filtrando en tiempo real según las características de los productos.

Muestra productos relacionados

Siempre tenemos que guiar a los usuarios hacia lo que les puede interesar. Es por eso que es una buena estrategia mostrar, en la ficha de productos, unos cuantos productos relacionados para que, si por ejemplo, el producto que está mirando no le resulta atractivo, tenga otras opciones por las cual navegar y seguir viendo productos.

Muestra precios reales

Una de las cosas que más molestan a un cliente es llegar al carrito de la compra y darse cuenta de que los precios de los productos que ha ido revisando eran sin IVA. Claro, al revisar su carrito se ha dado cuenta de que el precio del pedido se le ha incrementado bastante y se ha cabreado. Cosa lógica.

Debemos ser transparentes con nuestros clientes y mostrar el precio de los productos con impuestos y demás trabas incluidas. También debemos ser claros con los costes de transporte y especificárselo a nuestro cliente cuanto antes en su proceso de compra.

Espero que estos consejos para mejorar la usabilidad en tu tienda online te hayan funcionado al ponerlos en práctica en tu web.

Un artículo escrito por Jorge López