El smartphone se ha convertido en un imprescindible de nuestras vidas, y no solo es nuestro dispositivo favorito de conexión a Internet, sino que lo tenemos disponible 24 horas al día y lo usamos para absolutamente todo: desde para comunicarnos con los amigos hasta para informarnos, desde para buscar información sobre los productos hasta para ¿comprar?

Puede que para comprar no. Y es que el comercio electrónico es probablemente la única actividad online que se le está resistiendo al móvil, tal y como se revela en un nuevo estudio de Affiliate Window, para el que analizaron los datos de 100 grandes retailers y 100 pequeñas empresas.

Lo primero que sorprende es que, a pesar de que el tráfico móvil a las tiendas online creció considerablemente durante la campaña navideña del pasado año, las cifras han seguido aumentando durante el primer trimestre de 2016, lo que quiere decir que cada vez más gente accede a las webs de los retailers desde sus dispositivos moviles. De hecho, este año ha sido el primero en que el tráfico de smartphones y tabletas ha superado al de desktop, y estos aparatos suponen ya el 51% de todas las visitas.

chicas-mirando-ordenador

Además, el incremento del tráfico móvil está liderado por los smartphones, y durante el primer trimestre del 2016, el 28% de todo el tráfico de los retailers provino de la pantalla más pequeña (y un 23% de las tabletas). Esto viene a confirmar, como muchos otros estudios, que el móvil se ha convertido ya en un asistente de compra esencial para muchos consumidores.

Pero sin embargo, a la hora de comprar, los clientes siguen dando prioridad al ordenador. Así, a pesar de que durante las Navidades el mcommerce experimentó un importante impulso, durante los primeros meses del año el porcentaje de compras móviles ha vuelto a descender: pasó del 39.4% en diciembre, al 37,5% actual. Eso sí, este año fue el primero en el que, dentro de los dispositivos móviles, el smartphone supuso más ventas que la tablet, en concreto 19,3% vs 18,2%.

Las conversiones bajan también durante el primer trimestre del año

No solo ha disminuido la importancia móvil en el mcommerce, sino que también ha disminuido el número de conversiones respecto a todas las visitas de la tienda online, algo que, en todo caso, era de esperar tras una campaña navideña en la que las cifras de ventas suelen dispararse.

Así, en el caso del móvil, el ratio de conversión medio pasó de 4,6% a 3,65%, y en el caso del desktop disminuyó más ligeramente, del 6,5% al 6,3%. La buena noticia es que, aunque en Navidades subió el ratio de conversión, bajo el valor medio por pedido, que ha vuelto a subir este trimestre. Es decir, los usuarios están comprando menos cosas online, pero por mayor valor económico.

Pero las ventas a través de dispositivos móviles crecerán este año

Aunque está claro que hoy por hoy, para muchos, el móvil es el dispositivo de referencia para investigar productos y comparar precios, pero no para adquirirlos, también hay que tomar todos estos datos con ciertas precauciones, ya que no se pueden comparar las cifras de trimestres tan diferentes. Es decir, puede que durante los primeros meses del año el porcentaje de mcommerce respecto a ordenador haya descendido, pero es probable que estas Navidades vuelve a marcar un nuevo record.

De hecho, según datos de RetailMeNot, se espera un crecimiento del 45% en las compras online a través de dispositivos móviles, y en el caso de España, el porcentaje aumentaría hasta un 50%. El futuro del comercio electrónico pasa, irremediablemente, por el móvil.