Descubre los mejores trucos para tomar decisiones en tu negocio eficazmente revelados por dos de los empresarios más ricos del mundo: Jeff Bezos y Warren Buffett.

Nuestro día a día está repleto de decisiones, desde qué ropa ponernos para ir a trabajar, hasta cómo llevar a cabo nuestro próximo proyecto en la oficina. En ocasiones las decisiones que debemos tomar son aún más cruciales, como determinar si queremos dejar nuestro trabajo o incluso mudarnos a otro país.

Sea de mayor o menor importancia, lo fundamental de una decisión es esencialmente saber cómo decidir.

Warren Buffet y Jeff Bezos han revelado algunos de sus trucos para la toma de decisiones, y teniendo en cuenta que están entre las personas más ricas del mundo, mal no les ha ido. Buffett actualmente es el cuarto empresario más rico del mundo, y mientras que Jeff Bezos está en segundo lugar, va en camino de llevarse el primer puesto de Bill Gates.

Estos son algunos modelos para la toma de decisiones utilizados por Bezos y Buffett:

  • Minimiza el arrepentimiento: Piensa a largo plazo. Bezos explicó este método para tomar decisiones que fundamentalmente exige preguntarte a ti mismo qué pensaría tu yo del futuro, con digamos 80 años, sobre la decisión que estás apunto de tomar. Al no pensar a corto plazo eliminarás muchos elementos que te confunden a la hora de decidir. Una de las razones de éxito de Amazon es que las decisiones de toman pensando en el futuro lejano.
  • Círculo de competencias: Céntrate en tus conocimientos. Warren Buffet es probablemente el mejor inversor del mundo actualmente, pero ¿qué le diferencia del resto? Buffett siempre se ciñe a tomar decisiones sobre aquello en lo que es experto. El mismo explica que es más productivo intentar fortalecer aquello en lo que destacamos, en vez de intentar mejorar nuestras debilidades. Saber cuales son tus puntos fuertes te ayudará a tomar decisiones relacionadas con tu vida laboral, como qué trabajo coger y en qué sentido dirigir tu negocio.
  • Einsenhower Matrix: Abarca más tareas. El ex presidente estadounidense, Dwight Eisenhower, fue uno de los líderes más productivos de la historia. Por ello, muchos siguen su método para organizarse. Clasificaba sus tareas, decisiones o actividades en cuatro bloques: las urgentes e importantes, que deberán ser realizadas o tomadas de inmediato; las importantes pero no urgentes, que programarás para más adelante; las urgentes pero no importantes, que delegarás en otra persona; y aquellas que ni son urgentes ni son importantes, que directamente no llevarás a cabo.

Vía | Inc.