El sistema de franquicias españolas goza de buena salud y se abre paso en mercados extranjeros, según datos de la Asociación Española de Franquiciadores. Actualmente, más de 300 franquicias se han internacionalizado, principalmente de los sectores de moda, hostelería y restauración, belleza y estética, alimentación, dietética y parafarmacia. Pero… ¿saben las franquicias españolas comunicar sus hitos y logros?

Según el portal especializado en comunicación empresarial Agenciasdecomunicacion.org, hay dos formas de comunicación dentro de un sistema de franquicias: por un lado, está la comunicación realizada desde la central y, por otro, la comunicación que cada establecimiento o franquiciado hace de forma individual y local. Esta doble vía de comunicación hace que frecuentemente incurran en los siguientes cinco errores:

Se pisan

Al existir dos líneas de comunicación en paralelo, es habitual que ambas lancen los mismos mensajes e informaciones, es decir, una se adelante a otra. “Para no cometer este error tan frecuentes, es imprescindible definir de qué tipo de información se encargará cada parte. Esta definición tiene que estar muy detallada y ante la mínima duda debe hablarse con la otra parte antes de lanzarse a publicar algo. Otro punto importante para no pisarse es la planificación. Si cada establecimiento o franquiciado está obligado a presentar sus planes de comunicación a la central para que sean aprobados, posiblemente se detectarán todos los mensajes duplicados y podrá corregirse”, asegura Raquel Coba, directora de Agenciasdecomunicacion.org.

Saturan a los medios y canales

Repetir los mismos mensajes, con la misma forma, en los mismos canales y medios de comunicación satura a los receptores. “Como en todo, lo mejor es ponerse en el lugar del otro. Si te gusta mucho una franquicia es probable que en tus redes sociales sigas el perfil tanto de la central como del establecimiento cercano a casa. Si estás revisando tu timeline y ves dos veces lo mismo, ¿qué es lo primero que piensas? ¡Qué cansinos! Lo mismo le ocurre al periodista que le llega la misma información en dos notas de prensa o el suscriptor que recibe la misma noticia en dos newsletter o a través de dos blogs diferentes”, afirma Coba.

No hacen nada esperando al otro

“El efecto contrario a duplicar cada contenido y ser repetitivo es ‘no lo hago porque lo harán ellos'”, dicen desde el portal. Efectivamente, un error muy común es que la central deje de mover algunos mensajes porque piensa que lo hará el franquiciado y éste tampoco lo haga porque cree que lo hará la central. Finalmente, por esperar que la otra parte haga el trabajo, la comunicación es inexistente.

Ausencia o mala gestión de la comunicación interna

Todos estos errores tienen un punto común: la comunicación interna. En el sistema de franquicias es imprescindible que la comunicación entre franquiciador y franquiciado sea constante, bidireccional y precisa para que ambos tengan claro qué tienen que hacer. La ausencia de comunicación interna o una mala gestión de la misma da lugar a los tres errores de los que hemos hablado antes: duplican contendidos y saturan a los medios o no se hace nada.

Prescindir de un experto o equipo de comunicación

Para orquestar todas las partes de una franquicia es imprescindible el papel de un equipo de comunicación, ya sea de forma interna a través de un departamento propio o de forma externa trabajando con una agencia. Contar con un experto ayudará a definir objetivos para cada una de las partes y diseñar estrategias específicas tanto para la central como para los franquiciados. Según Coba, “Los principales beneficios de contar con un equipo de comunicación para un sistema de franquicias son dos: primero, se evita cometer errores y, segundo, se optimiza cada inversión de tiempo y dinero destinada a la comunicación”.