Cientos de currículum vítae llegan a diario a las oficinas de recursos humanos de las empresas. ¡Y los reclutadores no dedican más de seis segundos a leerlos, si durante ese tiempo no se logra captar su atención! ¿Cómo hacerlo?Expertos como Pablo Rodríguez Sierra, director de marketing y comercial, así como manuales del estilo de ‘Cómo escribir un curriculum ganador’, de M. E. Brandon, dan algunas claves. Entre ellas, y como se desgrana a continuación,que sea breve, exponga los datos relevantes y se adapte al puesto al que se aspira.

1. Sin faltas y bien estructurado

Hay que escribir con corrección y repasar el currículum vítae varias veces antes de darlo por terminado. Nunca debe contener faltas de ortografía o gramaticales, pues sería de inmediato descalificado.

La información debe ser muy clara y estar bien estructurada. “No sirve para nada escribir un currículum que sea original y llame la atención, si no es fácil encontrar en él nuestros datos relevantes”, explica Rodríguez Sierra.

2. Breve pero completo

La longitud del currículum vítae debe ser la suficiente para conseguir que pase la primera criba. Esta depende de la experiencia y la formación. Será de una o dos páginas en las que hay que incluir:

  • Datos personales: fotografía reciente, nombre y apellidos, dirección, teléfonos de contacto, correo electrónico, fecha y lugar de nacimiento y -no siempre es necesario- estado civil. Además, como los encargados de selección reciben multitud de solicitudes y no tienen tiempo de leer todas con detalle, es muy efectivo incluir una pequeña biografía al inicio; esto ayuda a generar interés para continuar con la lectura.
  • Datos académicos y profesionales: si se tiene una trayectoria profesional dilatada, conviene colocarla en primer lugar. Si es el primer currículum o se ha trabajado muy poco tiempo, es mejor resaltar los datos académicos primero y después la experiencia profesional.Se debe incluir un apartado de objetivos profesionales, donde se expliquen en pocas palabras cuáles son las aspiraciones profesionales, el conocimiento de idiomas…

3. Enfocado al puesto al que se aspira

Nunca hay que olvidarlo: hay un currículum vítae para cada trabajo. “Adaptarlo aumenta mucho la eficacia”, dice Rodríguez Sierra, quien recomienda realizar varias versiones en función del tipo de empresa y el puesto.

Por supuesto, la información que contenga el currículum debe ser 100% relevante para el empleo que se solicita.

curriculum.sangre

4. ¿Mentiras? Nunca

El objetivo de un currículum vítae es conseguir la entrevista. Y el fin de la entrevista, lograr el trabajo. En los currículos hay muchos aspectos que no se ven y que se han de analizar en la entrevista. Por ello, bajo ninguna circunstancia, se debe mentir o engordar la formación o experiencia.

5. Incluir un enlace de nuestro perfil en Internet

Es muy importante que, hoy en día, se tenga un perfil profesional en Internet. Según señalan los expertos, el 86% de los profesionales de recursos humanos buscan ya los currículum en línea de los candidatos.

El mejor currículum para encontrar trabajo, ¿existe el formato idóneo?

Los currículum vítae en vídeo y gráficos son tendencia. Pero, ¿son más efectivos? ¿O es mejor la sencillez? ¿Cuál es el formato idóneo?

Según algunos expertos en recursos humanos, el objetivo último de un currículum es conseguir la entrevista, por lo que si un vídeo o un formato original y diferente ayuda a lograr este fin, los formatos creativos son un recurso excelente. Aunque recuerdan que no se debe prescindir de acompañarlo del currículo escrito.

Para determinados puestos creativos, como puestos de diseño en agencias de medios y departamentos de publicidad, el vídeo puede ayudar. En caso de realizarlo, hay que tener en cuenta que debe tener buena calidad de imagen y sonido, ser conciso y no exceder el minuto y medio de duración.

Un artículo publicado en Consumer