¿Quieres emprender en el sector de la salud? Vamos a ver las claves que nos permitirán sacar provecho de un mundo en constante crecimiento.

Si estas interesado en emprender en el sector de la salud en este artículo vamos a exponer una serie de pautas que te serán de gran utilidad. Se abordará desde las ideas de las que partir, hasta empresas acelaradoras y otros métodos para impulsar este tipo de proyectos.

La idea, el comienzo de todo

La palabra emprender siempre va ligada a una idea. Si estás interesado en emprender en el sector de la salud posiblemente ya hayas barajado algunas. Si no es así te recomiendo leer “Cómo las startups y la tecnología pueden mejorar nuestra salud“, un artículo donde se presentan ideas desarrolladas por startups relacionadas con el sector y que puede servirte de inspiración.

La idea es una de las partes fundamentales, está claro, pero ¿cómo sabemos si nuestra idea es económicamente viable? Puede que demos con la tecla y nuestra idea triunfe internacionalmente y hacernos millonarios… pero la verdad es que hay más probabilidad de morir abrasado por un rayo que de conseguirlo. El emprendimiento en este sector depende notablemente (aunque no exclusivamente) del país donde nos encontremos, por lo que una buena idea es ver la situación del sector en el mismo.

Nos centraremos en el contexto español como punto de partida. Si estás interesado/a en emprender en el sector de la salud en España es importante saber cuál es la demanda, siendo especialmente relevante en nuestro contexto ya que este sector está gestionado principalmente por la administración pública. Vamos a ver que ámbitos del sector de la salud en España están actualmente más demandados:

  • Investigación: Pese a ser uno de los ámbitos de mayor riesgo, actualmente el mercado farmacéutico se centra principalmente en el desarrollo de medicamentos para las enfermedades más rentables. Esto abre la puerta a la aparición de startups que desarrollen sus propias fórmulas para combatir enfermedades menos comunes. Si es un campo que te llama la atención, actualmente puede ser una buena opción.
  • Asistencia a personas dependientes: El aumento de la longevidad global es un hecho evidente: actualmente se vive muchos más años que antes. Esto trae consecuencias como que cada vez hay más personas dependientes en activo, y los recursos destinados en etapas anteriores no son suficientes. Si estas interesado en emprender en el sector de la salud, es un buena idea dedicarse a las personas dependientes, ya que la demanda de estos servicios es mucho mayor que la oferta existente.
  • Servicios a víctimas del maltrato: La ayuda a las víctimas del maltrato, que por lo general suelen ser mujeres, niños e inmigrantes, es un aspecto que el ministerio de igualdad de España está tratando de mejorar. Además hay grandes cuantías de dinero que se pretenden invertir en este ámbito, por lo que elaborar servicios de ayuda y reinserción de personas maltratadas puede ser una buena idea para emprender.

formacion_sanitaria

Esto son solo algunas ideas, hay muchas más y si queréis aportar vuestro granito de arena indicando qué ideas creéis que son económicamente rentables para emprendedores, os invito a compartirlas en los comentarios.

Formación y herramientas específicas

Si ya tienes clara tu idea, es hora de empezar a desarrollarla. Para ello lo más importante es tener un amplio conocimiento en el marco del problema, y aunque todos tendemos a creer que sabemos mucho de todo, siempre es necesario profundizar en nuestros conocimientos.

Hay muchas maneras de hacerlo, pero la primera y principal es estudiar el contexto del problema. Aunque tengamos una formación consistente, debemos ampliar nuestros conocimientos y hacernos con herramientas que puedan sernos útiles para el desarrollo de nuestro proyecto.

Para ello, portales como eSalúdate nos proporcionan una serie de cursos y herramientas de utilidad que sin duda nos serán de gran ayuda. Entre los servicios que ofrece este portal se encuentran cursos acreditados sobre sanidad (tanto presenciales como online), material específico para el sector, libros de materias específicas, aplicaciones para smarphones y tablets y un sinfín de recursos de gran utilidad para emprender en el sector de la salud.

Aceleradoras de proyectos y ayudas

Uno de los grandes impedimentos a la hora de emprender en el sector de la salud es encontrar financiación, al tratarse de un sector que requiere una gran inversión y losresultados se obtienen a largo plazo. No obstante hay numerosas empresas que, pese a no financiar el proyecto completo, si pueden impulsarlo mediante ayudas. Por ejemplo la Fundación Pfizer abre periódicamente convocatorias para el apoyo de proyectos de índole sanitaria.

Otra ayuda que tenemos a la hora de emprender en el sector de la salud es, que al tratarse de un sector principalmente dirigido por la administración pública, podemos encontrar multitud de ayudas para proyectos sanitarios. Por ejemplo, en el País Vasco el organismo Osakidetza (que gestiona la salud pública) ha destinado casi 1 millón de euros a proyectos de investigación. El Ministerio de Salud, Servicios Sociales e Igualdad también ofrece periódicamente ayudas para proyectos sanitarios. Por último obras sociales de diversos bancos y cajas de ahorros también destinan parte de su capital al apoyo de este tipo de proyectos.

Como hemos visto a lo largo del artículo, hay un montón de facilidades para emprender en el sector de la salud, y si a esto le sumamos que es un sector en constante crecimiento (y nunca va a dejar de serlo), ya tenemos motivos suficientes para perder el miedo a iniciarnos en este sector. Además, dejando de lado el tema económico, emprender en el sector de la salud es algo gratificante para cualquier persona, ya que contribuyes al desarrollo colectivo de la sociedad. Espero que estas claves os hayan sido de ayuda y os animéis a contribuir con la sanidad. Si tenéis alguna idea o sugerencia, no dudéis en comentar.

Un artículo publicado en Incubaweb