Una de las claves y además muy importante a la hora de emprender es la de preparar nuestra mente para ello.  Las personas a veces funcionamos por impulsos, por deseos, por sueños pero sin trazar un plan de ruta.  Y muchas veces nos lanzamos a la acción pero sin antes prepararnos para ello.  Cuando hablo de prepararnos no me estoy refiriendo a estar 10 años realizando cursos porque creemos que no sabemos suficiente y con ello no nos lanzamos a la acción de emprender, no.  Con ello me refiero a prepararnos mentalmente para obtener mayores resultados.

Emprender, como siempre digo es algo increíble y apasionado, pero no por ello fácil, y es por este motivo que tenemos que preparar nuestra mente.  Cuando hablo de preparar nuestra mente a la hora de emprender hablo de aspectos psicológicos y mentales que nos afectan a la hora de tomar acción y a la hora de obtener resultados exitosos.  Aspectos tales como autoestima, Creencias limitantes, bloqueos y miedos.

Cuando emprendemos nos surgen todas las dudas posibles, nos surgen miedosdebidos a dar un salto importante, pasamos de tener quizá unos ingresos fijos a tener unos ingresos variables y sin ningún tipo de seguridad.  Nuestros ingresos y el éxito de nuestro negocio dependen única y exclusivamente de nosotros, por lo que nos aparecen preguntas tales como ¿Lo haré bien? ¿Fracasaré? ¿Qué pasa si no me compran mi servicio?  Estoy segura que te suenan todas estas preguntas porqué si has decidido emprender, estoy segura que te han surgido millones de veces.

proyectos-empresariales

Pero déjame que te diga que lo realmente  importante es que TÚ, y sólo TÚ creas en ti, que sepas que además de montar un negocio estás ayudando a personas con tus servicios y que si tú crees en ti, los demás también lo harán.  “La imagen que tienes de ti mismo es la que verán los demás”.

Pero para ello necesitamos preparar nuestra mente ante creencias inculcadas en nuestra infancia con respecto al dinero, a los negocios, a las ventas… ¿Alguna vez has escuchado: el dinero no da la felicidad, no me vendas la moto, este es un vendo humos, o cosas tales como los ricos son avariciosos? Pues probablemente si yo las he escuchado tú también, y ¿por qué? Porque provenimos de una infancia de escasez y donde el dinero, en la mayoría de familias, ha tenido un sentimiento negativo asociado, sentimiento de angustia, preocupación, envidia, Etc.  Es por ello que es importante que trabajemos estas creencias, nuestra autoestima, que sepamos gestionar nuestros miedos y nuestro temor al fracaso, o quizá nuestro temor al éxito.  Sí, has escuchado bien, nuestro temor al éxito, porqué aunque no lo pensemos, te sorprendería saber la de personas que tienen este miedo de manera tan implícita que ni siquiera ellos lo saben.

Cuando tenemos miedo al éxito, miedo a ganar dinero de manera implícita, nuestra mente envía órdenes a nuestro cuerpo y constantemente estamos realizando acciones para boicotearnos a nosotros mismos y así no conseguir lo que aparentemente queremos, dinero y éxito.  He tenido muchas personas en consulta que me han dicho, pero si yo quiero ganar dinero, yo quiero vender, pero sin embargo a la que hemos trabajado todo esto vemos que hay una contradicción entre lo que uno quiere y lo que se está diciendo que quiere.

Por lo tanto tú decides que quieres hacer  ¿Quieres emprender arriesgándote a qué tú mismo con tu mente lo boicotees y no tengas el éxito que te mereces, o por el contrario decides trabajar tu mente para así estar seguro/a de que cuando emprendas y tomes la decisión, lo harás con la certeza y la seguridad, sabiendo gestionar tus miedos, para así poder emprender tu negocio con éxito?

La decisión, como todo en esta vida, finalmente esta en tus manos.  Tú tienes la responsabilidad de tu futuro y del futuro de tu negocio.

Un artículo escrito por Melanie Gonzalez