Afrontar un proceso de selección junto a sus entrevistas correspondientes nunca es tarea fácil. Menos aún cuando el resultado final es que hemos sido descartados del mismo. Aunque enfrentarse a un proceso de selección casi siempre resulta algo complicado, el tema se complica si además resultamos descartados del mismo. Miquel Roselló, Executive Education Career Advisor deEADA, brinda algunos consejos muy útiles para gestionar correctamente ese difícil momento.

En primer lugar, se puede agradecer la oportunidad de participar en un proceso de selección de singular interés para nosotros, reiterar el interés en la empresa y en general en el proyecto. Si se trata de una organización en crecimiento o en proceso de expansión puede ser interesante transmitir el mensaje que seguimos atentos a las nuevas oportunidades que pudieran haber en un futuro.