Cada uno de nosotros tenemos un mal hábito que resulta un obstáculo para el desarrollo de nuestra carrera profesional.

Puede que se trate de unas habilidades interpersonales débiles, una tendencia a posponer las cosas, una limitada destreza técnica, etc., en definitiva, restricciones que limitan nuestra proyección profesional.

Estas limitaciones suelen corresponder a malos hábitos de los que cuesta desprendernos pero que se pueden superar con pequeños cambios.

habitos

Cómo superar tus malos hábitos

  • Mantener la distancia

Mantén las malas influencias alejadas y acerca aquellas otras beneficiosas. Si te gusta leer, ocupa tu afición con lecturas técnicas, en lugar, de aquellas otras más triviales y menos beneficiosas para tu desarrollo profesional.

  • Gente tóxica

Pasa más tiempo con aquellas personas que apoyan un buen comportamiento y cultivan una actitud positiva, tanto en lo persoal como en lo profesional.

  • Controla tu agenda

Se llega mucho más lejos cuando dedicamos más tiempo en trabajar para alcanzar nuestras metas, por eso, conviene bloquear tiempo en nuestro calendario para hacerlo.

  • Sé positivo

A todos nos pasa que hay tareas, conversaciones, etc., que tendemos a evitar, esto nos ocurre porque lo planteamos como un problema que poco tiene que aportarnos, si nuestro planteamiento cambiar a conocer por qué queremos esa conversación o nos conviene realizar esa tarea plantearemos nuestras opciones desde una perspectiva optimisa y beneficiosa.

Cambiar nuestros hábitos y, sobre todo, los malos hábitos requiere de tiempo y mucho esfuerzo, si no estamos dispuestos a sacrificarnos por superarlos no estaremos en disposición de lograrlo.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos