La velocidad a la que se suceden los acontecimientos en las redes sociales es simplemente vertiginosa. ¿Cómo podemos hacer tanto en tan poco tiempo y sin cometer errores? Esta es la pregunta que cada día se hacen más y más marketeros que saben que hay mucho más que memes para poder llegar de forma certera a los usuarios.

Lo primero que debemos hacer es respirar hondo y tranquilizarnos. A continuación hay que elaborar una lista con todas las tareas pendientes que tenemos para poder clasificarlas en dos grupos: urgentes e importantes.

Cabe señalar que en el caso del último de los conceptos expuestos hablamos de aquellas tareas que contribuyen a la consecución de los objetivos generales de la sociedad. Aclaración necesaria puesto que sabemos que todas son importantes.

Una vez hemos realizado la pertinente división, ponemos el foco en el modelo organizativo para priorizar nuestras tareas que nos ofrecen desde Simply Measured. Tome nota porque, después de esto no volverá a perder el tiempo en las redes sociales.

1. Acciones importantes y urgentes

– Presencia social activa

Tenemos que tener una presencia constante y de calidad en las redes sociales por lo que debemos asegurarnos cumplir con los objetivos que el usuario espera de nosotros.

No solamente es esencial mantener un flujo constante de contenidos sino que resulta de vital importancia relacionarnos con nuestra comunidad. Siempre de la forma más cercana y en tiempo real que podamos, ya que esta es la clave que construir relaciones y generar lealtad con nuestro público.

– Escucha social

No solamente tenemos que estar al día de todo lo que sucede en nuestros canales sino que debemos controlar la competencia, temas de actualidad (tanto propios de nuestro sector como generales) y conocer a fondo las tendencias que marcan el ritmo de las conversaciones.

redes

2. Acciones importantes pero no urgentes

– Planificación

Puede que no sea la parte más divertida pero sin una planificación y calendario de nuestros objetivos y acciones estaremos navegando sin rumbo.

– Prueba y error

Hay que ser creativos para captar el interés del público y esto pasa necesariamente por la experimentación. Debemos probar cosas nuevas, arriesgar y nunca tener miedo a equivocarnos puesto que los fallos son el mejor de los aprendizajes.

– Informes y análisis

De nada sirve poner en práctica todas estas acciones si no están siendo medidas y analizadas para determinar qué está funcionando y potenciarlo, o qué es lo que falla y cambiarlo.

– Proyectos más grandes

Hablamos ahora de un aspecto que no está de cara al público por lo que contamos con más tiempo. Siempre tenemos que estar pensando en nuevos proyectos y cómo mejorar los que ya tenemos en marcha.

3. Acciones importantes pero que no son urgentes

– Revisar la competencia

Como ya hemos visto, tenemos que tener controlado lo que hace nuestra competencia. Algo importante pero no que tiene porqué robarnos mucho tiempo en nuestras tareas diarias.

– Revisar las redes sociales

Aunque es vital conocer el entorno en el que nos estamos moviendo no quiere decir que tengamos que hacerlo a cada minuto.

4. Acciones que no son importantes ni urgentes

– Conocer las tendencias de la industria

Algo opcional para la mayoría ya que un seguimiento diario de las plataformas en las que operamos nos ayuda a conformarnos una idea bastante acertada del entorno.

Vía: Marketing Directo