¿Cómo definir tu misión de vida?

No cometas el error de definir tu misión de vida a partir de tu profesión, si algún día dejas de ejercerla te sentirás perdido

Definir la misión de un negocio es todo menos sencillo, sin embargo entre varias personas se puede crear una gran idea. Pero ¿qué pasa cuándo tratamos de definir nuestro propósito de vida?, una idea es que podemos definirlo a través de la percepción que tienen los otros sobre nosotros de una manera inteligente. Otra ideas es que te dediques a la autobservación por un tiempo.

Las personas pueden darte una idea de cómo se sienten cuando están contigo, qué es lo que más les gusta de estar cerca de ti, cómo las haces sentir en el día a día y qué tipo de cosas haces tú, desde su punto de vista, casi perfecto.



No cometas el error de definirte tú mismo a partir de tu profesión. Imagínate por ejemplo, que fueras ingeniero civil, podrías pensar que la misión de un ingeniero civil es diseñar edificios. Eso es una gran verdad, pero es la misión de la profesión que has elegido, esto necesariamente no te define a ti. Piensa más profundo el porqué de la elección de esa profesión. Las respuestas podrían ser diferentes de un ingeniero civil a otro. Alguno podría decir que busca “diseñar espacios para unir familias” y otro podría decir “diseñar espacios que alberguen paz”. Es por eso que el primero podría preferir diseñar y construir casas o edificios, mientras que el segundo se verá tentado a estar en proyectos de construcciones de templos, por ejemplo. Y esas son sus misiones de vida personales, unir familias, albergar paz. No importa donde estén, no importa lo que hagan, no importará si ejercen su profesión, siempre buscarán unir familias y albergar paz.

Préstale atención a tus preferencias y elecciones diarias, te darán una pista de quién eres y de lo que ya haces muy bien. También observa tus creaciones de una forma atenta con el llamado tercer ojo, la comida que haces, el estilo de tu casa, el libro que has escrito o leído, todos pueden ayudarte a observar tu esencia.

Actividad sugerida:

Pregunta a la gente que le sirves, a tus clientes y familiares, cómo se sienten cuando prueban tus productos, servicios o cuando están cerca de ti escuchando tus ideas.

Sus respuestas te darán muy buenas ideas de tus talentos a partir de los cuales podrás definir tu propósito de vida.

Sinai Carrasco

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *