La palabra comunidad ha estado con nosotros por siglos. Un pueblo, una iglesia, un colegio, o una colección de hobbies, han sido todos identificados durante mucho tiempo como comunidades. Sólo en años más recientes hemos empezado a aplicar el concepto a los negocios.

Todo negocio actualmente tiene una comunidad que está conformada por sus empleados, clientes, defensores, red de contactos, proveedores y mentores.

La pregunta real, supongo, es si cada negocio se da cuenta de ambas cosas: la existencia y el poder que tiene su comunidad.

Hoy, un negocio saludable está definido por la salud de la comunidad que maneja.

Reconocer el hecho que la comunidad total es mucho más grande e importante que una lista de clientes es la clave para el más rentable crecimiento de un negocio.

Muchos miembros en su comunidad de negocio – conocidos y no conocidos – ejercen una tremenda influencia en el crecimiento, reputación y éxito del mismo. De modo que incentivar de forma intencional la participación de la comunidad es algo que debe ser visto como un elemento esencial del desarrollo del negocio.

Una comunidad, como decía anteriormente, puede contribuir a una empresa de diferentes maneras. Esta puede ser de hecho un elemento que beneficie de forma directa a un negocio o puede simplemente ser un ecosistema que indirectamente sirva a este.

La comunidad de la red de consultores de Duct Tape Marketing

Acá hay un ejemplo para ilustrar mi opinión al respecto.

Tengo una red de consultores independientes de marketing que conforman un negocio conocido como la Red de Consultores de Duct Tape Marketing.

Estos empresarios eligieron unirse a esta red con el ánimo de ganar acceso a un conjunto de herramientas y otros beneficios, pero también han llegado a ella por compartir un punto de vista y querer conectarse con personas afines a ellos.

Ellos voluntariamente pagan una tarifa para ser parte de esta red en la medida que la ven como algo que aporta una contribución importante tanto a su negocio como a su crecimiento personal.

Sobre el papel, es una transacción basada en una percepción del retorno de la inversión.

En realidad, el valor de esta red o de pertenecer a ella crece en la medida que cada miembro elige contribuir en formas que beneficien a otros miembros.

Recientemente tuvimos nuestra cumbre anual en un rancho en las Montañas Rocosas de Colorado. Las sesiones del evento de tres días fueron conducidas, facilitadas y llevadas a cabo por varios miembros de la red dispuestos a compartir sus talentos individuales para beneficiar al grupo.

Nuevos grupos de personas altamente capaces se formaron para ir a trabajar en áreas de especial interés. Documentos, plantillas, ejemplos y otros materiales de propiedad intelectual fueron distribuidos libremente a los participantes.

Un equipo de liderazgo regional compuesto por miembros que han hecho parte de la red durante largo tiempo fue formado con la única intención de ayudar a asegurar que los nuevos miembros exitosamente aprovecharan los beneficios de la red.

Estos líderes regionales planean crear grupos de responsabilidad y realizar sesiones de comunicación en horas de trabajo para asegurar que la información sea ampliamente difundida a lo largo de toda la red.

Este aspecto de la infraestructura de la comunidad es lo que va a permitir a esta red crecer y prosperar.

La comunidad “World Domination” (Dominación del Mundo)

El segundo ejemplo que quiero compartir es una comunidad de la cual soy miembro.

Chris Guillebeau ha creado lo que podría ser llamado un movimiento que surgió de su búsqueda de la no conformidad. La comunidad WDS es una que está unificada por una simple idea: que el trabajo puede ser todo aquello que usted quiera o desee. En ella de hecho, hay muchas personas que les gustaría ayudarle a darse cuenta cuál es el trabajo que está destinado a realizar.

Cada año durante los últimos cinco años, WDS organiza una excursión a Portland Oregon para reunirse en la cumbre de la comunidad.

Yo hablé en el evento en 2014 y mientras había hablado en cientos de conferencias a lo largo de los años, puedo decir que esta es la más divertida que he tenido en mi carrera comospeaker.

Si bien el evento por sí mismo es ridículamente bien organizado, toda la tribu que hay detrás de ella es la que hace de esto un evento único en su clase.

Aunque estoy seguro que el negocio de Chris se beneficia del voz a voz colectivo, lo que comparte y gasta la comunidad de miembros, esto es antes que nada una comunidad alrededor de una idea más que un negocio.

Los miembros se conocen, planean, se apoyan y promueven cada uno con un vigor que en muy pocos lugares he llegado a presenciar.

Al evento acuden cerca de 3.000 personas y es planeado por unas pocas personas que reciben remuneración, pero es puesto en marcha por voluntarios de la comunidad dispuestos a contribuir significativas cantidades de tiempo y energía para asegurar que la experiencia sea única y a la vez gratificante.

Cuando Chris lanzó un nuevo libro hace poco (hasta la fecha ha escrito tres), los miembros de WDS alrededor del mundo compitieron para que él fuera a su ciudad. El poder de esta comunidad muy activa es evidente para cualquiera que se exponga a ella.

De modo que pienso que el punto real de todo esto es preguntar y responder a esta pregunta – Si construir de forma intencional una comunidad es tan vital, ¿cómo hace uno para ponerla en marcha?

Ciertamente están aquellos que saben más de esto, pero a través de los años he experimentado los efectos positivos de la comunidad enfocándome en estos cinco elementos.

Comunicar un por qué unificador

Este consejo es muy importante actualmente en la medida que no hay duda que las personas se reúnen alrededor de ideas, no de negocios.

Bien sea que haya encontrado la próxima gran manera de salvar el mundo; a los más necesitados, o simplemente desee crear una innovación en su industria, usted debe crear algo a lo que valga la pena unirse.

Muéstreme un negocio con una cultura saludable y yo le mostraré un sólido por qué unificador. Muéstreme una fuerte comunidad y usted puede estar seguro que ahí hay algo que atrae y compromete a sus miembros.

A la gente le gusta divertirse, les gusta sentir que están haciendo una diferencia, les gusta contribuir con ideas que valga la pena difundir, les gusta estar alrededor de personas con valores similares, les gusta pelear contra la injusticia, y les gusta saber que no son los únicos bichos raros a quienes se les ha dicho que están locos al intentar hacer algo sobre lo que sienten gran pasión.

El error que muchas organizaciones cometen, es limitar los esfuerzos de construir su comunidad para hacer marketing. Cuando la comunidad empieza con su por qué, usted rápidamente se da cuenta que la comunidad es cada departamento.

Encuentre aquellos que le van a ayudar a encender el fuego

Cuando una idea se hace lo suficientemente grande hasta el punto que las tribus divergentes empiezan a formarse desde adentro, es esencial encontrar e incentivar a los líderes en la comunidad. Estos líderes encienden pequeños fuegos en personas jóvenes y en algunas ocasiones forman sus propias comunidades. Pero, lo que ocurre con mayor frecuencia, es que ayudan a mantener una comunidad unida aconsejando o guiando a los nuevos miembros y amplificando las buenas noticias e incluso desempeñando funciones que benefician a la comunidad como un todo con poca consideración por la recompensa y el reconocimiento.

Toda vez que estas personas tienen las llaves para crear una llama que puede atraer personas desde todos los puntos, usted debe incentivarlas.

En algunas ocasiones, puede que tenga sentido contratar a estas personas y hacerlos oficialmente parte de la empresa.

Mike Stelzner de Social Media Examiner, ha hecho un increíble trabajo identificando estos líderes y en algunos casos los ha hecho parte del equipo que trabaja a tiempo completo. Él también ha encontrado un gran número de estos líderes que trabajan de forma voluntaria y le han ayudado a poner en marcha la extremadamente popular Social Media Marketing World Conference o en español, Conferencia Mundial del Social Media.

Compromiso manifiesto

Mientras una gran idea es lo que atrae a las personas a una comunidad, darles a los miembros la posibilidad de comprometerse y contribuir es lo que los mantiene interesados.

Usted puede empezar formando algunos grupos clave para ayudar hacer frente a problemas, contribuir a planes de largo plazo y asesorar iniciativas en el corto plazo.

No hay duda que los eventos en vivo le ayudan a los miembros de la comunidad a conectarse en formas que ninguna otra táctica puede hacerlo. Pasar tiempo trabajando en problemas o simplemente tener un almuerzo con alguien es algo que ayuda a reforzar los vínculos de forma increíble.

Algo tan simple como pedir opiniones antes de proceder con algo puede ser una gran manera de ganar algunos valiosos insights mientras se le da a las personas un sentido de que su voz importa.

Esperar a que haya un consenso en cada decisión es un camino seguro a la parálisis, pero dejar a las personas participar en ello y pelear por cosas en las que ellos creen, es como usted logra crear lealtad y compromiso.

grupo-trabajp

Cree sentido de pertenencia

En la medida que una comunidad crece y los que le ayudan a encender el fuego cargan con más y más trabajo, la comunidad debe avanzar hacia un sentido de pertenencia.

Si los miembros de la comunidad han de volverse mucho más comprometidos, deben también tener una participación cada vez más activa en la planeación y los resultados.

Este paso puede en efecto ser la más grande prueba para cualquier líder en un movimiento o negocio; requiere dejar ir cosas en una forma que puede parecer extraña y aterradora, pero a menos que delegue responsabilidades a su comunidad, esta puede correr el riesgo de quedarse estancada.

Empiece dejando ir cosas que no funcionan como deberían. Eche un vistazo a aquellas cosas que hacen que su negocio retroceda. Usted puede simplemente estar sorprendido en lo que un enérgico grupo de individuos con la tarea de abordar una limitación de la comunidad puede contribuir.

Proteja y sirva

En la medida que una comunidad crece, el rol del líder o líderes vuelve nuevamente donde empezó. Mientras que usted puede que en efecto encienda el fuego que atrae a las personas a unirse a una causa, necesita eventualmente dar un paso atrás y desempeñar una función más estratégica.

El líder de cualquier organización exitosa empieza como el visionario, construye un equipo de líderes y luego hace una transición al rol de líder de la historia o de la marca.

Su trabajo es proteger la visión, contar la historia, y ser la voz del por qué unificador.

Así es como usted sirve una comunidad que ha madurado hasta el punto donde el fundador es más un consejero y alguien que anima en lugar de alguien que implementa.

No quiero dar a entender que este rol es pasivo en todo sentido; si los valores esenciales de la comunidad se desvían de una visión que sirva y genere valor a las personas, el líder debe intervenir rápidamente para proteger la comunidad.

La comunidad es un término bastante usado en los negocios por estos días y con razón. En el pasado, la comunidad era acerca del lugar, pero hoy es acerca de pertenecer sin importar la ubicación física. Ese cambio tiene el poder de transformar cualquier negocio que lo acoja.

Me encantaría escuchar sobre las comunidades a las que usted pertenece – aquellas que le hacen sentir que usted es parte de algo a lo que vale la pena unirse.

Escrito por John Jantsch, fundador de Duct Tape Marketing.