1. Prepara tu currículum

El que estés buscando empleo por internet, no significa que el tener un currículum junto con una carta de presentación bien preparada y organizada, pierda importancia.

Sea cuál sea el método por el que estás buscando empleo, todos los empleadores necesitan saber de ti y tus experiencias.

Por eso, es importante que prepares un currículum junto con una carta de presentación que lo complemente y le facilite una breve introducción al empleador.

Aunque debes tener uno que otro resumen curricular guardado en tu computador, es posible que hayas olvidado cambiar o añadir alguna información adicional a la que ya posee.

Así que no te conformes con el mismo currículum que has estado utilizando hace uno o dos años y arma uno nuevo que puedas utilizar en tus solicitudes de empleo por internet.

Incluso si no tienes nada nuevo que añadir, mantener un formato moderno y aún más fácil de leer, puede ganarte al menos unos puntos extras.

2. Ten a la mano tu historial de empleos

La experiencia laboral es importante, si no la tienes, pues será un poco más difícil encontrar empleo por internet.

Si la tienes, entonces recuerda siempre colocarlo en el currículum y no sólo eso, ten la información de todos los que fueron tus empleadores alguna vez.

Esta información no es un simple adorno en tu resumen, ya que por lo general la mayoría de los empleadores que están interesados en contratarte, suelen ponerse en contacto con las personas de tus empleos anteriores para confirmar si efectivamente trabajaste allí.

Así que además de sólo llenar la información correctamente, debes tener todos los datos del lugar donde trabajaste y los de tu jefe principal.

Como el número telefónico de la empresa y particular de tu jefe, la dirección de esta y cualquier otra forma de contacto.

3. Regístrate en páginas de trabajo

Para buscar empleos por internet, es esencial que sepas dónde buscar y ponerte a la vista de todos.

Hay muchos sitios que se dedican a unir empleadores con candidatos potenciales a un puesto de trabajo, para así facilitar el proceso de encontrar a alguien que cumpla con las expectativas.

Así que comienza a registrarte en portales de empleo, principalmente en los más populares ya que no sólo tienen mayor concurrencia y auge de personas, sino la seguridad que te brindan al momento del pago.

Crear una cuenta no es nada difícil, sólo necesitas una dirección de correo electrónico (la cual recomiendo crearte una nada más para ello), algunos datos básicos sobre ti y una contraseña con la que ingresarás al portal.

Te encontrarás miles de sitios de internet con la misma función, pero de momento te recomiendo probar con Upwork.com, Freelancer.es y para montar tu perfil, Linkedln siempre es la mejor opción.

 

4. Utiliza palabras claves para buscar empleo

La búsqueda por internet de cualquier cosa puede ser complicada si no la realizas de la forma correcta.

Si te encuentras en algún sitio de búsqueda de empleos, aunque el lugar se haya reducido un poco, puedes perderte muchos anuncios si no lo filtras de la manera correcta.

Así que si quieres encontrar empleo de forma rápida y que en especial, se adapte a lo que buscas y tus habilidades, utiliza palabras claves en el buscador.

Por ejemplo, si buscas trabajo como traductor pero sólo hablas inglés y español, al colocar únicamente la palabra “traductor”, saldrán muchos más resultados de los que deberían y que no concuerdan con lo que buscas, ya que no estás siendo lo suficientemente específico.

En cambio, si colocas “traductor de inglés a español” o viceversa, estarás eliminando todos esos anuncios de traducción al japonés o cualquier otro idioma que no manejas y aparecerán sólo los de inglés y español.

Por eso es importante que utilices las palabras claves del empleo que buscas.

Diseñador gráfico, ingeniero civil, administrador de empresas. No seas ambiguo al realizar la búsqueda.

Algunos buscadores son mucho más específicos que otros. Tienes que indicar la locación donde te gustaría trabajar o resides, el área de trabajo, si es medio día o tiempo completo.

Sólo asegúrate de utilizar el mayor número de palabras claves y llenar toda la información que te pide los buscadores de cada página.

 

5. Aplica desde los sitios web de las compañías

Muchas compañías se encargan de diseñar sus propios sitios web debido a la importancia que tiene el marketing digital para ellos hoy en día.

Además de ello, tienes bastante claro que buscar empleo por internet en términos de esfuerzo y organización, es mucho más simple que ir de aquí para allá en cada entrevista.

Lo mismo ocurre con las compañías o empresas. En lugar de pasar por un proceso agotador de ver candidato tras candidato, para ellos también es mucho más cómodo estar en un solo lugar y ver las personas que aplican, desde su computador.

Así que si quieres ser un poco más específico en cuanto al sitio o la compañía para la que quieres trabajar, dirígete directamente a sus sitios web.

Muchos de ellos ofrecen puestos de trabajo, formulario y sección de recursos humanos para que las personas apliquen en caso de estar interesados en trabajar con ellos.

Una de las mayores ventajas de esto, es que no tienes que pasar por todo un proceso de registro aunque son simples, normalmente sólo necesitas enviar tu currículum, carta de presentación y datos personales y contacto.

6. Comprueba tu disponibilidad para trabajar

En el momento que apliques para un empleo, lo primero que verá la gente no sólo en tu aplicación, sino también en tu perfil, la disponibilidad de horas que tienes para trabajar.

Normalmente no le das mucha importancia al tiempo que tienes libre para trabajar, pero lo cierto es que como ya debes saber, algunos empleos son tiempo completo como otros de medio tiempo.

Así que para ahorrarte tiempo a ti y no aplicar para todo trabajo que ves y que si llegan a ofrecerte el puesto, no puedas porque no puedes cumplir con las horas, mejor define primero cuántas horas puedes o estás dispuesto a trabajar.

Además, al determinar las horas que tienes disponibles, las ofertas de trabajo que pueden llegarte irán variando acorde a ello.

Más flexibilidad significa mejores oportunidades de empleo.

Por lo que asegúrate de que la pereza no influya mucho en las horas que decides trabajar y a su vez, enfatiza este hecho tanto en tu perfil y currículum para que salte a la vista al momento de que un empleador lo vea.

7. Revisa las instrucciones para aplicar

A veces cuando abrimos algún anuncio de trabajo, vemos un testamento que escribió el empleador y por simple pereza o “falta de tiempo”, saltamos directamente a aplicar para el empleo.

La mayoría de los anuncios por internet tienen instrucciones específicas que debes seguir al momento de enviar tu propuesta.

Ya que de esta forma los empleadores se ahorran trabajo en organizarlas, reconocerlas y mantener un seguimiento de ellas.

No debes saltarte ninguna de las instrucciones, por algo están allí y no, no es como la mayoría de los manuales que solemos omitir. En este caso el no seguirlas puede costarte el empleo.

Asegúrate de tomarte tu tiempo en leer el post de empleo en el que estás interesado y seguir las instrucciones al pie de la letra.

Muchas veces tus propuestas no son leídas por no cumplir ciertos parámetros, así que cuando creías estar en juego, ni siquiera te has levantado de la banca.

8. Aplica a través de tu correo electrónico

Muchas compañías o empresas, no tienen realmente un sistema por donde puedas aplicar directamente desde su página de internet.

Por otro lado, en algunos sitios web de empleo, los empleadores suelen llenarse de propuestas o simplemente no les gusta el sistema de la página, por lo que suelen dar su correo electrónico para que las personas envíen sus aplicaciones directamente.

Anteriormente, te dije que para registrarte en los sitios web, deberías crear un correo que utilices únicamente para eso, si no lo has hecho, querrás hacerlo si decides aplicar por correo electrónico.

Yo tengo un correo que cree a mis 9 años,  y la dirección no es exactamente la más profesional, por lo que quedo para registrarme en cualquier página de compras o juegos por internet.

Para mi empleo y universidad, tengo un correo específico que tiene una dirección electrónica decente y que no se mezcla con el resto de spam e información innecesaria.

Tómate el tiempo de crear uno para mantener todo organizado y poder aplicar a los empleos con él.

Para encontrar trabajo, siempre debemos tener cualidades como: responsabilidad, paciencia y confianza.

Todo llega con el tiempo, sólo debemos saber qué hacer para impulsarnos y poder conseguir ese trabajo que tanto queremos y necesitamos.

El camino al inicio siempre es difícil pero siguiendo cada consejo y paso de a poco, podrás lograrlo tal como yo lo hice.

Cuéntame tu experiencia cuando comiences a aplicarlos y si necesitas ayuda en algún punto clave, comparte o pregúntame en los comentarios. ¡Siempre estaré para ayudarte!

María NG