Las redes sociales constituyen el escaparate de tu marca y uno de los mejores canales para dialogar con tus clientes potenciales, resolver sus dudas y aportar valor en torno a tus productos y servicios, diferenciándote de la competencia. ¿Sabes cómo usarlas adecuadamente?

La atención al cliente ha experimentado un complejo proceso de transformación el auge de las redes sociales, el desarrollo de la Inteligencia Artificial, la transformación digital de las empresas o las nuevas tendencias de marketing de contenidos dentro de la publicidad online. Ahora, gracias a plataformas como Facebook, WhatsApp, Snapchat, Twitter o Instagram, marcas y usuarios están más cerca, aprovechan mejor el feedback, tienen una mejor comunicación y es posible propiciar mejor el engagement.

Si aún eres un novato en esta temática o te gustaría mejorar tu estrategia de Social Media para vender más, tener una imagen de marca más valorada o ampliar tu nicho de público, es muy importante que prestes atención a la atención al cliente a través de redes sociales. 

Además de las tendencias de la automatización creciente y el uso de chatbotsaquí te enseñamos a crear uno– para proporcionar un servicio más veloz y personalizado, es importante saber resolver quejas, dudas y sugerencias, poner en marcha prácticas específicas y producir contenidos propios siempre con el target y sus características específicas en mente. 

Redes sociales, creatividad y constancia

Poner en marcha una estrategia, medir los objetivos logrados e innovar con formatos atractivos para el público supone llegar a mucha a más gente, ya que más del 91% de internautas cuentan en la actualidad con un perfil abierto en alguna de las plaraformas más conocidas. La masificación de su uso las convierte en canales idóneos para desenvolver tareas de atención al cliente, complementándolas con otras más tradicionales como la atención telefónica o en el negocio presencial. 

Si trabajas como community manager, no te pierdas esta infografía elaborada por la agencia de comunicación SCQ, en la cual detallan algunas de las prácticas variadas que debes seguir para cuidar a tus clientes, desde contenido interesante a ofertas y promociones, conversación o imágenes de producto de calidad, entre muchas otras. También aportan algunas claves interesantes para gestionar las crisis.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock