Cómo planificar tu tiempo si tienes varios proyectos a la vez

Existen aplicaciones para concentrarte en el trabajo. Aplicaciones para bloquear redes sociales y no distraerte si trabajas en casa y con un ordenador. ¿Han creado un método mágico que nos ayude a todos, sea cual sea nuestro trabajo y personalidad? No.

Lo único que se puede hacer cuando tienes varios proyectos activos y has de cumplir con todos es saber planificar tu tiempo, que la gente de tu entorno respete que estás trabajando y no viendo episodios de Juego de Tronos y además, armarte de mucha paciencia.

¿Recuerdas la época de exámenes y a tu amiga Curra?

A la hora de estudiar cada uno tiene su método. Los hay que estudian durante todo el año (no conozco a nadie), los que con ir a clase tienen suficiente porque retienen toda la información (eso si el profesor la ofrece) y los que gustan de vivir al límite y esperan la última semana porque sin presión no saben estudiar.

Se puede trabajar en equipo, pongamos que nuestra amiga Curra es de los nuestros, de los que lo dejan todo para última hora pero luego, además de obtener una buena nota ni saben ni conocen la palabra estrés. Intercambiar mensajes de ánimo, entre café y café, puede servir en época de estudiante.

Llegó la hora de la verdad, varios clientes esperan que cumplas

Imaginemos el caso de Rafael y Rosa. Son pareja y él trabaja en casa. Es diseñador gráfico y hay meses en los que tiene muchos encargos y otros en los que su correo electrónico sólo recibe spam.

Cuando Rafael se encuentra en la primera situación cae en los vicios de cuando era estudiante, sí, de los que lo daban todo la última semana y Rosa, más sensata suele comentarle que así ni entregará todo a tiempo y peor aún, sus picos de ansiedad se elevarán más que el Everest.

Huir como Forrest Gump, no es la solución

Cuando se trabaja en varios proyectos, uno de los métodos que puede funcionar es el mismo que cuando se empieza a ir a correr y el primer día te dan tirones, y las piernas se entumecen, ¿la razón?

Si llevas años sin practicar deporte, no esperes que las piernas no sean del cuerpo y no te pase factura la falta de planificación.

Utilizar una herramienta para bloquear redes sociales y cualquier lugar que te tiente sería un buen paso. Después, echar un vistazo a las fechas de entrega y priorizar lo que debes acabar antes y sobre todo: no agobiarte al abrir diez ventanas con cada uno de los trabajos.

La técnica que empleabas en la universidad ya no valen. Te dolerá la cabeza y acabarás comiendo bocaditos de nata de madrugada para mantenerte despierto si pretendes terminar tres proyectos a la vez. Planificación, planificación y planificación, cada cual la suya, pero sigue cualquier método que no te lleve de cabeza a un ataque de ansiedad.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *