Cada vez más ciudadanos pierden el miedo a adquirir por Internet. Muchos se han acostumbrado ya a las ventajas de las compras on line, como poder hacerlas a cualquier hora desde la comodidad del sofá, encontrar precios más competitivos y evitar colas y aglomeraciones. De hecho, un 67% de la población española adquirió a través de la Red en algún momento de 2015. De estas personas, quizás muchas lo hicieran en Amazon. Uno de los pilares fundamentales de esta popular tienda on line es la satisfacción del cliente, pero esta no siempre es fácil de conseguir. Por eso, cuenta con un complejo sistema de devoluciones y reembolsos que este artículo explica a continuación con todo detalle.

El cliente es lo primero para Amazon. Es una especie de mantra para todos los trabajadores de la compañía, desde el propio CEO, Jeff Bezos, hasta el resto de empleados, no importa de qué departamento. No en vano, es la tienda on line con la puntuación más alta en satisfacción del cliente en Estados Unidos: un 86 sobre 100 -aunque llegó a obtener un 88-. Y el propio Bezos ha comentado en alguna entrevista que parte de lo que define a Amazon como empresa es poner al cliente en el centro de todo lo que hacen.

Aun así, las cosas no siempre salen bien. A veces, lo que se ha comprado no es lo que se esperaba, o no funciona del modo correcto, o se ha dañado durante el transporte. Sea cual sea la razón, devolver un producto de Amazon es una tarea sencilla. A continuación se explican todos los pasos necesarios.

Cómo devolver un producto de Amazon

Amazon ofrece un periodo de 30 días para devolver un producto con el que no se esté del todo satisfecho. Las razones pueden ser varias: producto incorrecto, dañado durante el transporte, defectuoso, etc.

En cualquier caso, si lo que se se desea es devolverlo (y recuperar el dinero),reemplazarlo por otro idéntico o sustituirlo por otro (por ejemplo, de un color diferente) se puede hacer a través del Centro de devoluciones de Amazondurante los 30 días posteriores a la compra.

Para ello, habrá que imprimir una autorización de devolución y una etiqueta especial, y mandar el paquete por correo. Si la devolución se debe a un error de Amazon, ellos correrán con los gastos de envío. En caso contrario, deberá ser pagado por el usuario (2,99 euros si se lleva a una oficina de Correos, 5,50 euros si se pide recogida a domicilio).

Si lo que se solicita es un reembolso por el producto, este se realizará mediante el mismo sistema de pago que se haya utilizado al comprarlo. Amazon explica todos los detalles de su política de reembolsos en este vídeo.

Pasados los 30 días, el producto comprado sigue teniendo una garantía de dos años. Durante este tiempo, si por cualquier motivo se quisiera devolver o reemplazar, Amazon insta a ponerse en contacto con ellos mediante un formulario. En él hay que indicar el producto sobre el que se desea actuar y el problema concreto que hay con él. La web facilitará la mejor forma de contacto con el servicio de atención al cliente para intentar resolver la situación.

amazon

Pero también hay una serie de limitaciones en estas devoluciones, que dependen del tipo de producto. En los libros, basta con que estén en su condición original. Pero en otros casos, como videojuegos, CD de música, películas en DVD o Blu-ray, deberán estar sin abrir y con todos los precintos intactos.

Cómo reclamar a un vendedor externo de Amazon

Amazon no solo es una tienda on line en sí, sino que también sirve como plataforma de ventas para muchas otras empresas de terceros. Si el problema se tiene con un producto de alguno de estos comercios, Amazon ofrece la denominada Garantía de la A a la Z, pensada para proteger los derechos del consumidor en cualquier tipo de transacción con estos vendedores.

Se puede reclamar en caso de no haber recibido el pedido (al menos tres días naturales después de la fecha de entrega estimada o 30 días naturales tras haberlo realizado), como también si el producto está defectuoso, se ha dañado durante el transporte o no corresponde con lo que se ofrecía en la página web; en esta última circunstancia, se cuenta con un periodo de 30 días tras la compra para proceder a la devolución, sustitución o reembolso.

En cualquier caso, la Garantía de la A a la Z permite, tal y como recoge la web de Amazon, presentar una reclamación por el motivo que sea durante los 90 díasposteriores a la fecha límite de entrega del pedido.

Cómo devolver un libro de Kindle en Amazon

Hasta ahora este artículo se refería a la devolución de productos físicos. Pero, ¿qué pasa cuando lo que se quiere devolver es un artículo digital, como un libro electrónico para el Kindle? En ese caso, también hay un periodo de devolución.

Si se compra por error un ejemplar en la Tienda Kindle o se cambia de opinión sobre un título adquirido, se puede devolver sin problemas durante los 14 díassiguientes a la fecha de compra, solicitando el reembolso a cambio. En el momento en que se emita el reembolso, se dejará de tener acceso al libro electrónico en el Kindle.

Para hacer esta devolución no es necesario ponerse en contacto con Amazon. Basta con acceder al listado de títulos desde “Mi Cuenta” > “Gestionar contenido y dispositivos”, hacer clic en el botón con tres puntos junto al título del libro en cuestión y elegir la opción “Devolver para recibir un reembolso”.

Un artículo escrito por Elena Santos