Hay un refrán que dice que “no es más rico quien más gana, sino quien menos gasta”. El comienzo de la actividad de un negocio conlleva una serie de gastos con los que hay que contar de manera ineludible.

Evidentemente, no se pueden evitar pero sí hay formas de reducirlos. Si consigues que tu negocio sea eficaz y siga creciendo con un presupuesto reducido, las garantías de éxito incrementarán exponencialmente.

Consejos para minimizar los gastos de tu negocio

  • Aprovecha la tecnología

Hoy por hoy es posible trabajar ublicuamente gracias a plataformas Web y aplicaciones que así nos lo permiten. Es recomendable conocerlas y utilizar aquellas que te puedan beneficiar en la gestión de tu empresa.

  • Vigila el entorno

Uno de los factores que más suele castigar nuestra cuenta de resultados es el alquiler que pagas o el tamaño de la oficina. Plantéate si te conviene un lugar más económico y si el actual responde a tus necesidades actuales.

gastos

  • El equipo

La experiencia en muchos casos se subestima o se sobrevalora. Contar con un equipo experimentado y con grandes habilidades en el campo son, por regla general, más productivos y aunque más caros, a la larga te ahorrarán dinero y verás incrementado el éxito de tu empresa gracias a su trabajo.

  • Utiliza las redes sociales

Utiliza las posibilidades de comunicación que te ofrecen las redes sociales para ponerte en contacto con tus clientes o inversores. Céntrate en enviar mensajes por correo electrónico, comenta tus ofertas a través de Facebook o lanza oportunidades por Twitter. Por regla general estas acciones se realizan a coste cero.

  • Reutiliza el material

A todos nos encanta estrenar pero al principio el principio contar con la opción de segunda mano para la adquisición del material de oficina, equipos informáticos y maquinari en general serán de gran ayuda.

  • Analiza los gastos de cada área

Establece un programa de análisis financiero para saber cuál es el presupuesto que destinas para cada parte de tu negocio y evalúa si consigues los resultados necesarios. Elimina todo aquelloque no tiene una incidencia clara y directa en la generación de ingresos para tu negocio.

  • Cuenta con tus clientes

Los clientes son los que realmente harán que tu negocio tenga beneficios y los gastos sean inferiores a los ingresos. Capta su interés y los ingresos llegarán.

Desde luego en un negocio hay multitud de focos de gasto lo importante es tenerlos identificados para poder analizarlos y controlar su evolución y, de esta manera, mantenerlos a raya.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos