Nunca es fácil ir a una entrevista de trabajo. Hay nervios, mucha incertidumbre y, sobre todo, una incomodidad general a la hora de establecer una conversación con un extraño,que es el que además va a decidir si conseguimos el empleo o no. Hay muchas técnicas para que el proceso sea lo menos traumático posible. Hudson, compañía global de gestión del talento, es una de las firmas que ha querido recopilar las 5 preguntas más frecuentes en las entrevistas de trabajo, para ayudar a los candidatos a triunfar.

Estas son las 5 preguntas más habituales y algunos consejos para saber cómo contestar correctamente y sugerencias de respuestas abiertas:

1. ¿Por qué estás interesado en este puesto?

Es una de las preguntas más habituales. Lo mejor es que respondas algo así como:

  • “Estoy entusiasmado con las posibilidades que ofrece su compañía. Me gustaría formar parte de su éxito en el futuro y quiero ayudarla a crecer mediante….”
  • “Este puesto ofrece exactamente el tipo de retos y responsabilidades que estoy buscando y encaja perfectamente con mis habilidades y experiencia…”

Consejos para responder:

  • Haz hincapié en cómo tus habilidades y experiencia se ajustan a  la cultura y actividad de la compañía.
  • Sé honesto y sincero acerca de tus motivaciones cuando expliques por qué estás interesado en el puesto. De esta manera, impresionarás más que si te limitas a responder lo que crees que ellos quieren oír.
  • Demuestra tu conocimiento de la compañía, que se haga patente que la has investigado en profundidad y que tienes buenas razones para querer trabajar en ella.

2. ¿Por qué eres la persona ideal para este puesto?

Nunca falla si respondes una de estas dos opciones:

  • “Este trabajo se adapta perfectamente a mis competencias. Estoy totalmente convencido de que su compañía es la idónea para mis intereses y habilidades…”
  • “A lo largo de mi experiencia he adquirido las habilidades de gestión/trabajo en equipo/ventas… que hacen que sea un empleado muy valioso para esta compañía…”

Consejos para responder:

  • Al referirte a los requisitos específicos del puesto, céntrate en resaltar lo que tú puedes ofrecer a la empresa, en vez de en lo que ellos pueden hacer por ti.
  • Elige dos de tus mejores cualidades en las que creas que destacas frente a otros candidatos y utilízalas como razones convincentes para que te contraten.

3. ¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?

entrevistatrabajo_3_0

Nunca dudas en responder…:

  • “Me sentía un poco estancado y decidí que necesitaba nuevos retos que no tenía en mi puesto anterior…”
  • “Estoy interesado en un puesto con mayor responsabilidad y creo que este trabajo me puede ofrecer esa oportunidad…”
  • “Me despidieron debido a una reestructuración de la compañía…”

Consejos para responder:

  • Sean cuales sean la razones por las que dejaste tu anterior empleo,  evita hablar mal de tu anterior jefe, ya que puede parecer poco profesional y desleal.
  • Céntrate en el futuro y asegúrate de mostrarte positivo y optimista al hablar de la elección de tus objetivos profesionales.

4. ¿Cuáles dirías que son tus fortalezas?

  • “Soy organizado, eficiente, y me enorgullezco de hacer el trabajo lo mejor posible, excediendo las expectativas…”
  • “Mi anterior jefe solía desatacar a menudo mi habilidad para motivar y gestionar a los miembros de mi equipo, incluso fui reconocido con un premio del sector…”

Consejos para responder:

  • No tiene sentido destacar una lista de fortalezas que no son relevantes para la posición a la que estás optando. Piensa en las habilidades que están buscando para este puesto (probablemente descritas en la oferta de empleo) y elige cuáles de tus puntos fuertes demuestran que eres el candidato ideal.
  • Elabora una lista de tus fortalezas y demuestra cómo las has usado con ejemplos reales de tu experiencia profesional. Asegúrate de destacar cómo cada uno de tus puntos fuertes son relevantes para la empresa.

5. ¿Cuáles crees que son tus debilidades?

Se trata de otra de las preguntas estrellas. Intenta responder algo de esto:

  • “Hablar en público es una de las fobias de mucha gente, y tengo que decir que es una de las áreas en la que me gustaría trabajar en especial, ya que sé que es parte importante de este trabajo”.
  • “Soy muy meticuloso y orientado al detalle, lo cual implica que a veces tardo un poco más en hacer el trabajo, pero estoy trabajando en encontrar el equilibrio entre atender a los detalles y ser lo más efectivo posible en el puesto…”

Consejos para responder:

  • Puede ser difícil, pero hablar de una de las debilidades de menor importancia – siempre que no interfiera en tu capacidad para hacer el trabajo- es la mejor manera de responder a esta pregunta.
  • Intenta mencionar áreas que antes eran puntos débiles, pero en las que has estado trabajando para mejorar de manera satisfactoria.
  • También puedes mencionar algún aspecto, que sabes que es parte del trabajo que estás solicitando, en el que te gustaría recibir algún tipo de formación o tener soporte, como por ejemplo, el dominio de algún programa informático. Si puedes ser honesto y pedir ayuda cuando sientes que lo necesitas, esto demostrará que estás continuamente aprendiendo y mejorando como profesional.
  • Por cada debilidad que menciones, haz hincapié en tu conciencia, voluntad y esfuerzo para mejorar.
  • Si es posible, intenta evitar las respuestas  típicas como “soy muy perfeccionista” o “trabajo muy duro”.

Un artículo publicado en Muy Pymes