¿Vendes a los “raros” como yo? ¿Tu también te consideras raro? Me encanta ser raro … diferente … y espiritual.

¿Sabes que no es lo mismo venderle a una persona con una espiritualidad desarrollada que a otra que aún no la tiene o nunca la tendrá?

Resulta que el otro día mientras estaba en Facebook gestionando mi cuenta veo que uno de mis amigos comparte un artículo sobre películas de desarrollo personal que a un cierto números de bloggers más han gustado.

A mi siempre me han encantado los libros y películas de desarrollo personal. Me apasionan. Ahora leo pocos – estoy más centrado en materia de negocio – y soy mucho más selectivo que antes. Antes cualquiera me leía. Ahora paso. Hay mucho “listo” que copia y pega frases de supuestos famosos y te monta un libro. ¡Qué cara!

No obstante visité el artículo. Me encantó. Desde aquí le mando un abrazo. La verdad es que aparecían películas que no tenía ni idea que existían. De hecho nombró una que se llama “El Cambio” de Wayne Dyer. Autor de “Tus Zonas Erróneas”, un libro que siempre he reconocido como de gran valor.

Total que la vi por la tarde después de ver las cabalgatas de los reyes magos. Me puse la mantita y encendí el calefactor. Me encantó. 100% recomendada.

La peli trataba del cambio que mental que debemos sufrir para vivir una vida plena y salir del dichoso ego que lo único que nos hace es ser infelices. Siempre he dicho que el ego lo jode todo. Incluso el marketing.

En la película el Dr. Dyer decía que antes de ese cambio los hombres y mujeres tienen prioridades diferentes a cuando lo sufren.

Pensando cómo podría aplicar este conocimiento a las ventas dí con una idea muy interesante.

Como ya sabes las ventas tanto dentro como fuera de Internet se generan tocando disparadores emocionales y no racionales, es decir, hablando sobre la familia, el amor, el abandono, el reconocimiento social, … etc.

Dyer analizó las prioridades de los hombres y las mujeres antes y después de ese “cambio”.

Empecemos por el hombre …

HOMBRE

Pues bien según Dyer en el hombre antes de “el cambio” las prioridades son las siguientes:

1.- Ganar dinero.
2.- Aventura.
3.- Éxito Profesional y Social.
4.- Placer.
5.- Ser respetado.

Todo esto son motivadores de compra muy poderosos para que lo apliques a tu marketing, eso sí, a personas que no han pasado ese cambio personal o existencial. Los no elevados, como yo los llamo. Jejeje.

Una vez que el hombre sufre un cambio en su vida, madura o se encuentra en mayor edad estas prioridades cambian pasando a las siguientes:

1.- Espiritualidad.
2.- Reducir la ansiedad y el estrés.
3.- La familia.
4.- Misión en la vida.
5.- Honradez contigo mismo.

Esto es muy interesante saberlo para que analices al tipo de cliente ideal que estás tratando de atraer y no confundas por ejemplo el hecho de que le interese ganar dinero por acumular con sufrir menos ansiedad y más tranquilidad en su vida al tener más dinero. Tienes que ir al meollo de la cuestión. Normalmente es información que nunca cuentan pero que debes ser listo y detectar entre líneas.

LA MUJER

En la mujer pasa una cosa totalmente diferente. Nada que ver con los hombres. Las prioridades de la mujer antes del gran cambio son:

1.- La familia.
2.- Independencia.
3.- Carrera Profesional.
4.- Encajar en la sociedad.
5.- El aspecto físico.

Una vez que sufren el gran cambio esas prioridades se transforman en …

1.- Crecimiento Personal.
2.- Autoestima.
3.- Espiritualidad.
4.- Felicidad.
5.- El perdón.

¿Esto que significa? Pues que si vendes quizás productos de belleza a un cierto sector más elevado espiritualmente además de hablar del aspecto físico tendrás que nombrar la autoestima, el crecimiento personal. Y no solo centrarte en el aspecto físico ya que no llegarás a ellas.

Que curioso … ¿verdad? Me encantan estas cosas.

Podemos decir que según el nivel de maduración espiritual de tu cliente los disparadores emocionales van cambiando. Esto es importante que lo analices y veas en que momento se encuentra.

Lo mismo te estás enfocando demasiado en la independencia económica cuando ella lo que quiere es independencia para ser más feliz y poder llevar una vida más plena. Debes profundizar. También puede ocurrir que vendas productos de belleza para hombres hablándoles de ser más atractivo cuando lo que quiere realmente es ser más atractivo pero como consecuencia de tener una buena salud. Para ellos es más importante la salud y tu te enfocas en los ligues.

Es importante que esto lo analices para que cualquier comunicación a través de tus páginas de ventas, artículos, páginas, emails den en el punto clave y no te quedes corto o te pases de disparadores emocionales.

Ya sabes que detrás de cada venta hay PALABRAS. El marketing no son fotos, ni iconos, ni colores … son palabras y percepciones.

Pasa un magnífico día.

Javier Cordero.