Emprender en franquicia es una realidad para más de 68.000 empresas españolas. Como se detalla en la Guía de Franquicias de España 2017 de Barbadillo y Asociados, son 1.315 marcas las que se franquician en España, que operan en 52 sectores de actividad.

Para Santiago Barbadillo, director general de Barbadillo y Asociados, “las estadísticas revelan la práctica recuperación del sistema de franquicias, tras años de dura crisis”. Asimismo, “más del 45% del total de enseñas disponen de al menos diez establecimientos operativos, lo que demuestra la buena salud de la franquicia en nuestro país”,  ha señalado.

La facturación conjunta de estas 1.315 franquicias ha aumentado en el año 2016 en relación con el 2015, alcanzando los 27.940 millones de euros, superior en un 4,7% a la del ejercicio anterior. El empleo registra la misma tendencia alcista, ocupando esta fórmula comercial a 285.600 personas, un 11,3% más que en 2015.

El número de unidades operativas también ha aumentado en el año 2016 en comparación con  2015, al situarse en 68.133 unidades frente a las 63.792, con un  aumento del  6,3%.

La hostelería se presenta, una vez más, como motor del sistema gracias a los nichos de mercado abiertos por los nuevos conceptos de negocio,  con 230 marcas activas, lo que supone un 17,4% del total de redes.En segundo lugar encontramos el sector servicios a empresas y particulares con 193 centrales (11,6% del total).

Las franquicias son un 10,9% del comercio minorista español, y la tendencia es a un crecimiento mayor. En este sentido, en Estados Unidos esta tasa es casi del 55%, mientras que en otras economías europeas, como Francia o Inglaterra, alcanza el 30%.

Un artículo publicado en Muy Pymes