¿Promocionarías a una persona que siempre llega tarde o que se pasa el día en Facebook? Te mostramos las cosas que pueden costarte tu próximo ascenso.

Tienes un buen ambiente laboral, te llevas bien con tus compañeros, llevas unos cuantos años en la empresa y tienes tu trabajo al día (o eso es lo que crees).

Entonces, ¿Qué es lo que te impide ascender? En muchas ocasiones, no somos conscientes de nuestros fallos en el puesto de trabajo.

Por eso, hoy te mostramos una lista de las cosas que pueden costarte tu próximo ascenso.

¿Haces alguna de ellas?

1. Siempre llegas tarde

Esos cinco minutos más en la cama pueden costarte tu próximo ascenso. Como ya os hemos contado en alguna ocasión, el hecho de que haya personas que siempre llegan tarde puede deberse a un problema de optimismo (sí, has leído bien).

Y es que hay personas tan positivas que creen que pueden tardar menos de lo que tardan en prepararse o que el tráfico estará más despejado que de costumbre.

En cualquier caso, es una práctica poco profesional y una falta de respeto con el resto de tus compañeros.

2. Balance vida profesional y personal

Tienes que hacer cada cosa a su tiempo. Es cierto que puede que, en alguna ocasión, tengas que marcharte porque tu hijo se ha puesto enfermo; pero si te pasas un par de horas fuera todos los días…puede ser un problema para tu futuro ascenso.

Quizás la clave esté en que necesitas una mejor conciliación laboral. Si es así, te recomendamos hablar con tu jefe sobre la posibilidad de trabajar desde casa para ser más productivo.

Lo que está claro es que no debes perder el tiempo con tus cosas personales en tiempo de trabajo.

3. Pasas mucho en Redes Sociales

Las Redes Sociales han llegado para quedarse, eso está claro. Son muy útiles para estar en contacto con nuestros amigos o familiares, así como para compartir nuestros recuerdos.

Sin embargo, hay estudios que demuestran que el 34% de los trabajadores las utilizan para hacer un descanso mental en el trabajo.

Y, sentimos decirte, que los jefes se dan cuenta. Así que intenta concentrarte en tu trabajo y dejar las RRSS para tu tiempo libre.

4. Compartes todo en Redes Sociales

¿Crees que tu jefe no ve lo que compartes en Facebook, Twitter o Instagram? Pues no es así. Y, de hecho, puede perjudicarte.

Los responsables de contratación utilizan estas plataformas para recoger información de sus futuros empleados, así que cuidado con lo que publicas.

5. Emails como SMS

Te imaginas recibir un e-mail que ponga: “Ey Ana, k tal va td? Iras a la reu de esta trde? Vamos t2”. Pues aún hay mucha gente que escribe de esta forma a sus compañeros de trabajo.

Si es tu caso, deja de hacerlo. Es poco profesional.

6. No admites errores o críticas

Una de las cosas que pueden costarte tu ascenso es no admitir tus propios errores. Todos nos equivocamos, así que admitir las críticas es una forma de aprender.

7. No te adecentas para el trabajo

Este es un tema un poco peliagudo. Y es que, en muchas ocasiones, no somos conscientes de ello.

Por ejemplo, un hábito muy saludable es ir al gimnasio antes de ir a trabajar.

Si es tu caso, acuérdate de ducharte y llevar ropa limpia antes de aparecer en la oficina, ya que tus compañeros no tienen por qué sufrir tus malos hábitos de limpieza. De hecho, podrían llegar a quejarse a tus superiores, y eso podría provocar que no te ascendieran.

8. Tienes una mala actitud

Todos tenemos días malos en la oficina. Pero si siempre estás de mal humor, tendrás un problema para conseguir un ascenso.

Si tienes una actitud tóxica con tus compañeros, crearás mal ambiente en la oficina, y eso se notará en los resultados finales. Tus jefes son conscientes de ello, así que cuidado con esta práctica.

9. No intentas caer bien

No tienes que intentar ser la persona más popular de la oficina, pero por lo menosintenta agradar a los demás y sé amable con ellos

Escrito por Ana Muñoz