El programa de movilidad para jóvenes estudiantes Erasmus tiene un coste económico notable, pese a las ayudas oficiales durante su estancia en el extranjero. En muchos casos, la manutención, estancia y transportes corren a cargo o de los estudiantes o de sus padres. Por eso, para ayudarles con estos gastos fuera de nuestro país, se han desarrollado los créditos Erasmus. Estos préstamos dotan a los alumnos de hasta 18.000 euros, con las mejores condiciones de contratación: sin intereses, con periodo de carencia y plazos de amortización muy flexibles. A través de este artículo los jóvenes podrán analizar todas las propuestas de créditos Erasmus para iniciar una experiencia junto a otros chicos de diferentes países.

La beca del programa Erasmus ayuda a que los estudiantes se desplacen alextranjero para completar sus estudios y convivir con otros jóvenes con sus mismas inquietudes. No obstante, es normal que necesiten otros refuerzos económicos. Parte de este apoyo procede de los padres y de sus propios ahorros. Pero para quienes no puedan recurrir a ellos, no les queda más remedio que acudir a su banco y solicitar uno de los muchos créditos Erasmus.

Créditos Erasmus: ¿qué ofrecen?

  • Mejores condiciones de contratación. Los créditos Erasmus no son difíciles de conseguir, ya que estas pequeñas líneas de crédito son comercializadas por bastantes bancos y, lo más importante, en condiciones muy ventajosas para sus titulares: sin intereses en la mayoría de las ocasiones. Pero ofrecenunos plazos para su devolución muy cortos, que raramente sobrepasan los 12 meses. Otra de sus características consiste en que, a diferencia de otras vías de financiación más generalistas, cuentan con hasta un año como periodo de carencia.
  • Entre 300 y 18.000 euros. Estas son las cuantían que ofrecen estos créditos a los estudiantes, con el fin de no renunciar al programa de movilidad internacional. Pese a todo, tendrán alguna que otra desventaja para formalizarlos, ya que alguna comisión puede encarecer el coste final del producto.

Cuatro créditos Erasmus

Millennials

Banco Sabadell presenta el Crédito Para Estudios, con la opción de empezar a devolver el dinero al finalizar el programa. Concede un importe de hasta 15.000 euros, con un plazo de amortización de hasta 10 años, incluyendo el periodo de carencia. Aplica un tipo de interés anual del 7,91%, a lo que se añaden varias comisiones, una de apertura (1,50%) y por compensación de reembolso anticipado (0,50%).

BBVA ha lanzado al mercado el Blue Erasmoo, bajo un importe de hasta 6.000 euros sin intereses, que tendrá un tiempo de devolución de entre tres y nueve meses. Incorpora un periodo de carencia, total de capital e intereses, que se amplía hasta seis meses.

Openbank es otra de las entidades que han decidido satisfacer las demandas de los estudiantes que quieren desplazarse al extranjero para participar en este programa. Para ello ha elaborado el Préstamo Erasmus, que financia los gastos de matrícula y estancia. Su dotación económica se establece entre 300 y 18.000 euros, con un plazo de amortización único de 10 meses. En este caso aplica un interés nominal anual del 8,00%.

Otra alternativa es el Préstamo Erasmus de Kutxabank, que les financia gastos de transporte, estancia, alojamiento, etc. Está destinado a estudiantes acogidos a los programas de intercambio con otros países, tanto universitarios como de formación profesional. Les proporcionan un importe máximo de 6.000 euros, con un plazo de amortización que alcanza los tres años. Otra de sus aportaciones es la inclusión de un periodo de carencia opcional de 12 meses.

Erasmus, ¿cómo mejorar sus condiciones?

Los estudiantes que se decanten por algunas de las fuentes de financiación habilitadas para satisfacer esta necesidad tendrán muchas alternativas para que sus cuentas personales no se resientan y, por supuesto, no eleven en exceso su nivel de endeudamiento. Si desean conseguirlo, tendrán que importar algunos de los consejos que favorecerán la operación bancaria.

  • Seleccionar un modelo de financiación que no contemple intereses o, cuando menos, con márgenes muy favorables.
  • Buscarán los créditos que estén confeccionados sin comisiones, ni gastos ocultos incluidos en la letra pequeña de los contratos.
  • Pueden requerir un periodo de carencia bastante amplio, como puede ser un año, para tener menos dificultades en su devolución.
  • Aunque puedan demandar importes más amplios, se ajustarán solo a lo necesario: manutención, estancia, etc..
  • Los plazos para su devolución deberán ser elegidos en función de las necesidades de sus demandantes.

Un artículo escrito por Jose Ignacio Recio