Dia, Naturhouse, No+Vello y Pressto se han colado en el prestigioso ranking Top 100 Global Franchise 2017, un listado en el que se destacan las mejores cadenas de franquicia a nivel internacional. La red de supermercados está en el puesto 20, seguida de la especialidad en depilación, que está en el número 64, Naturhouse está en el lugar 67 y Pressto, en el 98. Lidera esta relación McDonald’s, que sigue considerándose la mejor franquicia del mundo.

Estar en este Top 100 supone un gran aval para estas empresas. Félix Revuelta, presidente de Naturhouse, así lo considera: “es un gran reconocimiento al trabajo y a la capacidad de crecimiento continuado de un modelo de negocio que sigue siendo un referente en el mercado en el que opera”. En el caso de esta enseña especializada en nutrición y adelgazamiento, 2016 ha sido un gran año, cerrando con un máximo histórico de centros operativos, con 2.279 unidades en todo el planeta. Y de cara a 2017 esperan alcanzar las 2.400, ha explicado Revuelta.

Grupo Dia ocupa un excelente sitio en este ranking. Es una interesante oportunidad para quienes quieran invertir o bien para aquellos que apuesten por crear su propio puesto de trabajo. Ofrecen facilidades de financiación para el arranque de la tienda y devuelven hasta 151.200 euros de la inversión, con facilidades que van desde el equipamiento en leasing con un año de carencia o la financiación del llenado inicial del establecimiento hasta en 60 meses sin ningún tipo de interés.

Respecto a No+Vello, este no es el único reconocimiento objetivo por un grupo de centros de estética. Están especializado en depilación con luz pulsada intensa y comenzaron a funcionar en noviembre de 2007.

Comentar en relación a la última española en este listado, Pressto, está presente en los ciclo continentes y sigue en proceso de expansión. Es una compañía que presume de buscar siempre la innovación para “mejorar la rentabilidad de sus franquiciados”. Formar parte de la red es posible sumiendo una inversión inicial a partir de 40.000 euros.

Un artículo escrito por Maria Sanchez