En cualquier organización siempre hay personas que tienen una gran capacidad pero que, sin embargo, su productividad está muy lejos de sus posibilidades.

Por regla general, esto ocurre porque la desmotivación repercute en su desempeño y, al final, su falta de rendimiento se convierte en un problema para la organización.

Teniendo muy presente que cada persona es su circuntancia, existen patrones genéricos que pueden ayudar a mejorar la motivación de nuestros empleados y colaboradores.

acuerdos

Pautas para motivar

  • Respetar los horarios

En nuestro país las jornadas draconianas están muy asimiladas en nuestra idiosincrasia sin contemplar la influencia adversa que tiene en la productividad. Es importante, aprender a respectar las jornadas laborales y estimular a que nuestros empleados las respeten.

  • Reconocimiento

El trabajo bien hecho se da por supuesto como el valor en el ejército, sin embargo, no está de más reconocer, siempre que se pueda, los buenos resultados y los logros para incentivar a nuestro equipo.

  • El valor de la recompensa

El reconocimiento público es una recompensa emocional pero la recompensa personal tambien es necesaria. Por eso las gratificaciones, bonus, vacaciones, etc. son estímulos que hay que dar para que la gente se sienta apreciada y valiosa para la organización ya que el retorno que se obtiene con ello es muho mayor que el gasto que pueda suponer.

  • Predicar con el ejemplo

En toda organización quen asume el poder debe ganarse su autoridad en la organización y debe ser ejemplar para sus empleados y colaboradores, por eso nosotros mismos debemos de ser quienes mostremos el camino.

En definitiva, hay que promover que nuestros empelados estén siempre motivados y hacer lo posible para que nunca falte ya que los esfuerzos que dediquemos a este empeño siempre nos dará un retorno positivo en los resultados de nuestra organización.