Las redes sociales clavan que da gusto el aguijón del consumismo en el internauta, al que animan a comprar como si no hubiera mañana. Y es que la Web 2.0 allana (y mucho) el camino a las compras. Según un reciente estudio de la empresa especializada en soluciones de data-driven marketing Aimia, el 56% de las personas que siguen a marcas en los social media lo hace con la intención de ver su portfolio de productos y servicios. Y no sólo eso. El 31% de quienes son seguidores de marcas en las redes sociales lo son con el objetivo de estar al tanto de sus novedades y comprar sus productos y servicios.

compranet

A la hora de meter al consumidor el gusanillo de las compras, son particularmente eficaces las imágenes publicadas por las marcas en las redes sociales.

Entre los jóvenes de entre 18 y 35 años las imágenes 2.0 son un poderoso acicate para comprar moda (66%), regalos (61%), artículos para la decoración del hogar (58%), comida y bebida (58%) y accesorios (57%).

También los consumidores mayores de 55 años se dejan hechizar por las imágenes publicadas por las marcas en los social media a la hora de comprar regalos (36%), gadgets tecnológicos (33%), comida y bebida (31%), moda (28%) y destinos de vacaciones (26%).

El informe de Aimia concluye, por otra parte, que el 41% de los consumidores sigue a marcas en las redes sociales para informarse de nuevos lanzamientos, mientras el 35% lo hace para atrapar ideas de cara a sus próximas compras.

Al 24% de los consumidores le interesa seguir a las marcas en la Web Social para inspirarse a la hora de comprar regalos y el 16% lo hace con la intención de estar a la última en lo que a tendencias se refiere.

Las redes sociales favoritas del consumidor para para realizar compras directas desde este tipo de plataformas son Facebook (19%), Twitter (10%), Instagram (9%), Pinterest (7%) y Snapchat (5%).

Un artículo publicado en Marketing Directo