Seguro que has oído hablar de la formación académica o de la formación profesional, pero hay muchos más tipos de formación de los que seguro que aún no has oído hablar. En este post, Jobandtalent te cuenta todas las combinaciones que existen actualmente con la palabra formación y en qué consisten.

  • Formación compensatoria

La formación compensatoria  consiste en un conjunto de programas diseñados para personas que no han superado los objetivos de aprendizaje de la ESO, y que requieren de un apoyo para alcanzarlos, y que además combinan estos aprendizajes con otros pre-laborales que permiten abrir perspectivas de captación laboral posterior. Es decir, consiste en una formación destinada a paliar los déficits educativos o formativos acumulados por una persona, con el objetivo principal de capacitarla para acceder a una nueva formación.

  • Formación en alternancia

La formación en alternancia comprende la formación profesional a cualquier nivel, incluida la enseñanza superior. Esta formación profesional incluye periodos estructurados de formación en una empresa, institución o centro de formación profesional. Es la modalidad de formación profesional más directamente relacionada con el empleo real, es decir, se configura como un apoyo formativo a la contratación, cuyo fin principal es ayudar a los trabajadores en la adquisición de competencias profesionales mediante un proceso mixto de formación y empleo, permitiéndoles combinar periodos en un centro educativo o centro de formación y en el lugar de trabajo.

  • Formación modular

Es un sistema en el que el contenido de la formación está dividido en unidades o módulos autónomos. Los módulos pueden combinarse en función de las necesidades individuales, de la evolución de la técnica, de la estructura, del empleo… y permite la adaptación continua de los programas.

Es decir, las enseñanzas modulares de los Ciclos Formativos de Formación Profesional del sistema educativo permiten flexibilizar la oferta de las enseñanzas de formación profesional y atender a las necesidades de formación permanente de las personas adultas.

Esta oferta modular permite a los ciudadanos matricularse parcialmente en determinados ciclos formativos, pudiendo escoger entre una de las tres modalidades siguientes:

-Mediante la oferta de módulos profesionales incluidos en títulos y en los que se disponga de plazas vacantes en el IES o en Centros privados concentrados.

-Mediante la oferta de módulos profesionales incluidos en títulos de formación profesional en Centros de Educación de Personas Adultas.

-Mediante la oferta de módulos profesionales incluidos en títulos y concretada en acuerdos específicos de formación y recualificación de trabajadores entre un centro educativo y una empresa o entidad, pública o privada.

La oferta de la formación modular profesional que se imparte en los centros educativos, está destinada a todos los interesados en las enseñanzas parciales, incluso cuando carezcan de los requisitos académicos de acceso a estas enseñanzas y siempre que sean mayores de edad cuando comience el curso.

  • Formación no reglada

Esta modalidad comprende toda aquella formación que no está planificada por el Ministerio de Educación y Ciencia o por la Conserjería de Educación y Ciencia en la Comunidad Autónoma que tenga competencias sobre esta materia. Una gran parte de esta formación no reglada la constituye la formación profesional ocupacional (FPO).

El título que se obtiene por la formación en estos cursos es un diploma o certificado propio del centro que las imparte, ya que son enseñanzas no oficiales, por no estar reguladas en la ley.

Estos estudios no permiten presentarse a oposiciones en la administración pública, y son de duración, contenidos y horarios variables en función del curso y centro de formación. Los temas que ofrecen estas enseñanzas son de gran diversidad y de carácter muy práctico, como son el dibujo, la informática, el teatro, la gimnasia, los idiomas, etc.

Los requisitos para acceder a estos estudios no reglados suelen ser: tener el aprobado en Bachillerato, COU o la Formación Profesional de nivel superior.

La formación no reglada superior es una herramienta muy útil para complementar la formación de base reglada en función de las necesidades detectadas en el mercado, o de las carencias formativas de cada uno.

  • Formación plurivalente

Es la capacidad profesional que otorga a una persona la cualificación necesaria para desempeñar ocupaciones que pertenecen a especialidades afines. Esta formación se ha adoptado para favorecer la movilidad de los jóvenes profesionales cualificados por la Unión Europea, pudiendo seguir ejerciendo su profesión en cualquier país europeo, o aplicando su formación en cualquier ámbito.

  • Formación polivalente

Es la capacitación profesional que otorga a una persona la cualificación necesaria para desempeñar varias ocupaciones que no pertenezcan a especialidades afines. Esta formación es la más demandada por las empresas, ya que debido a la crisis, se requiere una capacidad de adaptación a diferentes puestos de trabajo, así como a diferentes entornos y a múltiples situaciones. La Polivalencia supone contar con habilidades generales o actitudes, habilidades de pensamiento y capacidades técnicas o conocimientos que posibiliten esa constante adaptación.

  • Formación profesional continua

La formación profesional continua comprende un conjunto de acciones formativas que se desarrollan por las empresas para mejorar tanto las competencias y las cualificaciones de los profesionales en formación, como la recualificación de los profesionales ocupados, que permitan compatibilizar la mayor competitividad de las empresas con la formación individual del profesional.

También se puede aplicar el término de Formación Continua a toda actividad de aprendizaje realizada a lo largo de la vida del profesional del trabajador, con el objetivo de mejorar los conocimientos, las competencias y las aptitudes con una perspectiva personal, cívica, social o relacionada con el empleo.

La formación continua está enfocada a reforzar el nivel de cualificación de los profesionales en los diferentes sectores, evitando así el estancamiento en su cualificación y mejorando su situación laboral y profesional. También busca responder a las necesidades específicas de las organizaciones y empresas, potenciar la competitividad de las instituciones y empresas, adaptar los recursos humanos a las innovaciones tecnológicas y a las nuevas formas de organización del trabajo, así como propiciar el desarrollo de nuevas actividades económicas.

En conclusión, la formación continua se entiende como la puesta al día de los conocimientos y la adquisición de nuevas capacidades y cualificaciones, que debe prolongarse a lo largo de toda la vida del trabajador.

  • Formación profesional ocupacional

Los cursos de formación profesional son programas formativos teórico-prácticos que tienen como finalidad mejorar la cualificación profesional y/o la capacidad de inserción o la reinserción laboral mediante el perfeccionamiento de las competencias profesionales de las personas trabajadoras. No obstante, se trata de formación profesional no reglada.

La formación profesional ocupacional se caracteriza por tener una oferta formativa muy amplia en todas las especialidades y en todos los sectores económicos, e incluso a veces cuentan con la posibilidad de realizar prácticas de perfeccionamiento en empresas nacionales o internacionales.

Estos cursos se ofertan en los Centros de Innovación y Formación Ocupacional (CIFO), presentes en todas las Comunidades Autónomas, o en los centros colaboradores en materia de formación profesional ocupacional, tanto públicos como privados.

  • Formación profesional para el empleo

Este tipo de formación profesional integra en uno solo la formación profesional ocupacional y la formación continua. Consiste en un conjunto de acciones que tiene como objeto impulsar y extender entre las empresas y los trabajadores ocupados y desempleados una formación que contribuya a la mejora de la competitividad y de la productividad de las empresas, atendiendo a las necesidades del mercado de trabajo y a las propias de los trabajadores. También se pretende mejorar la empleabilidad de los trabajadores, especialmente en aquellos colectivos que tienen mayores dificultades de acceso al mercado laboral o de mantenimiento en él.

Estos cursos están organizados por diferentes entidades y centros de formación acreditados o inscritos en el correspondiente Registro de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte. Para los desempleados que quieran realizar un curso de FPE se dispone de diversas becas y ayudas en concepto de transporte, manutención, alojamiento y cuidado de hijos, además de becas por asistencia en el caso de personas con discapacidad.

  • Formación profesional reglada

El objetivo principal de la formación profesional reglada es proporcionar a los alumnos los conocimientos necesarios para el desarrollo de una actividad laboral propia de cada puesto de trabajo, proporcionándoles una formación polivalente, que les permita adaptarse con facilidad a las modificaciones laborales que se puedan producir. Además, al finalizar dicho curso, recibirán un título oficial válido que acreditará la realización del mismo.

Estos cursos se imparten a través de los Institutos de Formación Profesional de cada Comunidad Autónoma, y está dirigido tanto a la población joven como a la población adulta que desee obtener los correspondientes títulos académicos dentro del concepto de formación permanente.

Job and Talent