Adecco ha llevado a cabo su primer Estudio Adecco. Jóvenes y Empleo: sus sueños y sus expectativas, para la que ha analizado las respuestas de casi 10.000 jóvenes en diferentes países representativos, entre los que se encuentra España,donde los encuestados ascienden a más de 1.000. Este informe se ha elaborado en base a una encuesta contestada por 9.572 personas de entre 18 y 30 años residentes en los siguientes países: España (1.027 encuestas), México (1.278), Estados Unidos (493), Reino Unido (494), Australia (463), Bélgica (434), Francia (415), Alemania (505), Italia (522), Japón (520), Noruega (513), Suiza (464), Holanda (536), y otros países (1.908).

Sobre las perspectivas de futuro, en general, los españoles se muestran más pesimistas que sus coetáneos, no siendo así cuando se les pregunta sobre la formación y preparación que tienen para enfrentarse al mercado de trabajo. Estas cuestiones, además de otras relacionadas con sus competencias y habilidades, se recogen en este análisis que se enmarca en la semana en la que se celebra el Día Internacional de la Juventud, instaurado por Naciones Unidas el 12 de agosto.

Tener una primera oportunidad laboral es complicado a veces, y más cuando se observa la tasa de desempleo juvenil en los países de la OCDE, que duplica a la tasa de paro general (12,8% frente a 6,3%, según los últimos datos publicados). Y que en algunos países, alcanza casi el 50% de paro juvenil (es el caso de nuestro país, de Grecia o de Italia).
Por ello, la primera cuestión planteada a los jóvenes es si creen que conseguirán trabajo en menos de un año tras finalizar sus estudios. En el cómputo global, 3 de cada 4 encuestados piensa que sí lo hará. Pero se aprecian notables diferencias por países.

Así, el 42,2% de los jóvenes españoles considera que no podrá encontrar empleo en el primer año de búsqueda tras acabar su formación. A pesar de que más de la mitad cree que sí lo hará (57,8%), nuestros jóvenes son los más pesimistas en este aspecto, seguidos por los japoneses (62,9%) y los italianos (67,6%).
En el lado contrario, casi 9 de cada 10 jóvenes suizos creen que sí encontrarán trabajo en el primer año tras finalizar sus estudios (89,7%), seguido por los estadounidenses, los noruegos, los alemanes y los australianos (todos ellos por encima del 80% de respuestas afirmativas).

Es a mayor nivel de estudios de los encuestados, y con más intensidad entre los hombres que las mujeres, donde se aprecia esta seguridad de encontrar un trabajo fácilmente tras completar su formación.

Aprobado en competencias y habilidades

Además de contar con la formación necesaria para desempeñar el puesto de trabajo deseado, últimamente se le está dando mucha importancia a ciertas competencias y habilidades transversales que no siempre se obtienen en el centro de formación. Preguntados por esta cuestión, 7 de cada 10 jóvenes en todo el mundo creen estar equipados con las habilidades y competencias necesarias para trabajar en el futuro. Bajando a países concretos, los españoles consideran en el 67,5% de los casos estar preparados con estas competencias y habilidades, pero solo por encima de los italianos (60,3%) y los japoneses (31,5%) que son los únicos que suspenden en esta materia.

Los que consideran estar mejor equipados con estas competencias son los jóvenes alemanes (89,1%), los estadounidenses (82,3%), los belgas (80,9%) y los franceses y holandeses (80,4% para ambos). También son los hombres en mayor medida que las mujeres quienes consideran estar mejor dotados de competencias y habilidades para trabajar en el futuro.
Precisamente, se les ha preguntado a los jóvenes consultados qué habilidades y conocimientos necesitarán para estar más preparados y son los idiomas, la experiencia práctica y las habilidades digitales las mejor valoradas. En la siguiente tabla se muestran los resultados por países:

En el caso de España, nuestros jóvenes consideran que los idiomas son el conocimiento que más les pedirán en el futuro, así lo manifiesta el 72,4% de ellos. Opinión que comparten otros estudiantes como los mexicanos (77,4%, son los únicos que superan a los españoles en esta valoración), los italianos (66,7%) y los belgas (60,6%).

Son los jóvenes de países angloparlantes quienes menos valoran el conocimiento de idiomas de cara a encontrar empleo. Es el caso de los ingleses (31%), los australianos (35,4%) y los estadounidenses (38,7%).

En segundo lugar, los estudiantes españoles creen que la experiencia práctica es necesaria también (60,3%), idea en la que son superados por los australianos, los ingleses, los estadounidenses, los australianos, también alemanes, noruegos y holandeses, que valoran esta práctica como lo más importante de cara al futuro. Menos necesario es para japoneses y mexicanos.

Las habilidades digitales se colocan en tercera posición, importantes para el 38% de los españoles encuestados, ligeramente por debajo de la media, que lideran los italianos (58,2%). Menos importancia le dan los belgas, los japoneses y los suizos.

En el lado contrario, los jóvenes españoles piensan que lo que menos necesitarán el día de mañana son habilidades emprendedoras, sólo valoradas por 1 de cada 5 como importantes. Menos importancia le conceden aún belgas, noruegos y japoneses; mientras que alemanes y mexicanos son quienes mejor las consideran. Analizando las respuestas españolas, por sexo, edad y formación, se aprecia que, a medida que aumenta el nivel de estudios de los encuestados,aumenta el porcentaje de éstos que piensan que necesitarán tener idiomas,experiencia práctica, habilidades digitales, técnicas comunicativas y solución de problemas y analítica para estar más preparados para el futuro.

joven-trabajando

Por otro lado, los más jóvenes opinan que es necesario para su futuro laboral tener más experiencia práctica, técnicas comunicativas, trabajar en equipo y saber hablar en público, en mayor porcentaje que el resto, mientras que los hombres, en mayor medida que las mujeres apuestan por las habilidades emprendedoras y el trabajo en equipo, y éstas por las técnicas comunicativas y la experiencia práctica, en mayor porcentaje que ellos.

El trabajo de sus sueños

El 68,5% de los jóvenes encuestados en todo el mundo sabe ya cuál sería el trabajo de sus sueños. Porcentaje que desciende ligeramente en el caso español, donde es el 65,8% de los consultados quien dice tener definido su empleo ideal. En cualquier caso, lo importante es saber si lo que están haciendo ahora les llevará al punto en el que quieren estar mañana.
En este sentido, el 88,9% de los jóvenes españoles considera que está preparándose adecuadamente para conseguir el trabajo de sus sueños, lo que los convierte en los segundos mejor considerados, superados sólo por los mexicanos (90,8%). Inmediatamente después de los españoles se sitúan los alemanes (83,1%) y los australianos (82,9%). En cambio, los jóvenes que menos dicen estar preparándose para conseguir el empleo de su vida son los japoneses (58,1%), los italianos (73,5%) y los belgas y suizos (74,1%).

Aunque la mayoría de los encuestados cree que se está preparando bien para conseguir ese trabajo deseado, siempre hay áreas de mejora a tener en cuenta. Preguntados sobre qué es lo que les falta para poder optar a ese empleo ideal, los jóvenes lo tienen claro: sobre todo carecen de experiencia laboral previa (6 de cada 10 a nivel mundial). En la mayoría de los países encuestados se mantiene esta tendencia, excepto en México y Japón donde se valora mejor la necesidad de aprender nuevas habilidades. En el resto de países, más de la mitad de los encuestados comparte esta opinión y prácticamente 3 de cada 10 opinan que necesitarían aprender nuevos idiomas (29,9%) y obtener un grado universitario (29,2%). En menor medida, opinan que es necesario crear su propia empresa (20,1%) o irse a otro país a buscar oportunidades (21,9%).

Bajando al caso concreto español, los jóvenes de nuestro país piensan que les falta experiencia laboral previa (73%), aprender nuevas habilidades (46,1%) y aprender nuevos idiomas (36%). Lo que menos necesitan es obtener un grado universitario (10,9%).

Mientras que las mujeres, en mayor medida que los hombres opinan que lo que les falta para conseguir el trabajo de sus sueños es trabajar para tener experiencia y obtener un grado universitario, los hombres, por el contrario y en mayor porcentaje que ellas, piensan que les falta irse a otro país para buscar más oportunidades y crear su propia empresa.
Al igual que los hombres, a medida que aumenta la edad de los encuestadosaumenta el porcentaje de éstos que creen también que para conseguir el trabajo de sus sueños deberían crear su propia empresa, mientras que los más jóvenes reclaman trabajar para tener experiencia y obtener un título universitario en mayor porcentaje que los de mayor edad.

Por otro lado, las personas con estudios superiores consideran que para conseguir este trabajo necesitarían coger experiencia, aprender nuevos idiomas, irse a otro país y crear su propio negocio, en mayor medida que los que tienen menos estudios.

En el mismo sentido, preguntados por qué les ayudará más a conseguir un empleo el día de mañana, todos los jóvenes encuestados, a excepción de los alemanes, creen que será el tener experiencia laboral la llave a la puerta del empleo (50,6%). Consideración que aumenta en el caso de los españoles (65,6%) que la priman notablemente sobre la actitud (22,3%) y la formación (12,1%).

El futuro a diez años vista

Lo que esperan conseguir los jóvenes encuestados en los próximos diez años es, principalmente, estabilidad económica (7,33 puntos sobre 10). A nivel mundial, también otorgan cierta relevancia a conseguir el trabajo de sus sueños, con 7,16 puntos (destacan los casos de Italia, Noruega, Suecia y Holanda, donde este aspecto supera a la estabilidad económica), a trabajar en una empresa responsable con la sociedad (6,23 puntos) y tener un salario muy elevado (6,06 puntos).

Sin embargo, los jóvenes no tienen tan claro esperan disponer de experiencia profesional en el extranjero (4,77 puntos), haber trabajado en varios puestos (4,34 puntos) y crear su propia empresa (4,17 puntos). Los españoles van en líneacon la media mundial y la estabilidad económica es, para ellos, lo más importante, otorgándole 7,8 puntos sobre 10. Le sigue tener el trabajo de sus sueños (7,49 puntos), y en tercer lugar, trabajar en una empresa socialmente responsable (6,38 puntos).

Un artículo publicado en Muy Pymes