Tal y como se desprende de una encuesta elaborada por la Fundació Factor Humà (FFH) con motivo del IV Espacio Factor Humà, un foro de encuentro anual donde conocer las últimas tendencias del sector de los Recursos Humanos que tendrá lugar el próximo 25 de octubre en Barcelona, el 59,6 % de los trabajadores considera que la actitud positiva en la empresa contribuye al éxito de la empresa.

La encuesta, que gira en torno a la percepción del management y en la que han participado más de 300 empleados procedentes de medianas y grandes empresas de seis sectores distintos, desvela que el 56,1 % de los trabajadores considera que mejorar la efectividad organizacional es el principal reto del nuevo management. Por detrás se sitúa la gestión del cambio y la gestión del conocimiento. El estudio descubre también que el 60,5 % de encuestados ve a su manager como un jefe y no como un líder. Para Ana Fornés, directora de la Fundació Factor Humà, “este dato muestra que una parte importante de los trabajadores encuestados lo percibe como un jefe de toda la vida, es decir, como una persona que manda, pero que no es capaz de transmitir sensación de liderazgo”.

mujer-liderazgo-empresa-familiar

Otra de las cuestiones que aborda esta encuesta es el posicionamiento en la Red. Así, un 74,6 % de los participantes en la muestra piensa que los directivos deben tener un buen posicionamiento en la Red. Sin embargo, en cuanto al lugar que ocupan los propios trabajadores en las redes sociales, un 33,5 % se ve como embajador de la empresa, pero un 28 % lo considera como su perfil personal, y no como el de la compañía. Por lo que, según Fornés, “podríamos decir que se da una polarización entre quien cree que representa a la empresa cuando participa en las redes y quien opina que sus publicaciones en la Red no afectan a la imagen de la compañía”.

La situación en la que se encuentran los departamentos de RRHH también se trata en la encuesta. En este sentido, el 57 % de los participantes ha señalado que el departamento de Recursos Humanos de su empresa dedica la mayor parte del tiempo a gestiones administrativas y legales, así como al reclutamiento y a la selección de personal. “Estamos, pues, ante un problema real si lo que queremos es que los cambios en las organizaciones tengan su origen dentro de estos departamentos”, ha concluido Fornés.

Un artículo escrito por Arantxa Asián