Algunos reclutadores revelan cuál es el mayor error que puede cometer un candidato en una entrevista de trabajo, y resulta que es sorprendentemente simple.

Las entrevistas de trabajo se presentan como un gran reto para muchos. Sin embargo, mientras que la preparación de antemano es importante, y te puede ayudar saber cuáles son las preguntas típicas que te puede hacer el entrevistador, e incluso las cuestiones más raras, hay un error comúnmente cometido y que generalmente descarta a un candidato de inmediato.

Jenna Goodreau, directora editorial de CNBC, ha dirigido innumerables encuentros con candidatos a lo largo de su carrera profesional, y revela que el mayor error que puedes cometer en una entrevista de trabajo es no ser energético.

Eso es, tu nivel de energía puede ser determinante a la hora de conseguir el puesto. Hombros hundidos, rostro serio, escaso contacto visual, tono monótono, lentitud a la hora de responder, no hacer preguntas, adoptar una postura desganada en la silla y en general una falta de entusiasmo.

Kate White, ex directora editorial de Cosmopolitan, reveló el mismo dato en su libro ‘I shouldn’t be telling you this’. “Incluso botan un poco cuando caminan”, explica White. “Quieren el trabajo y no les da miedo mostrar su pasión”, señaló.

Si bien es cierto que los nervios pueden jugarnos una mala pasada, es importante intentar dejarlos a un lado y mostrar tu lado más energético y soltar ese entusiasmo que tienes dentro.

Para triunfar en una entrevista de trabajo procura sonreír, siéntate más cerca del borde de la silla y apoya los pies firmemente en el suelo. Adopta gestos corporales que te harán más exitoso. Recuerda mantener contacto visual, hacer preguntas al entrevistador y sé convincente de que eres la persona a la que necesitan, y quieren, para el puesto.

Vía | CNBC