Pese a pertenecer a distintos ámbitos y épocas, Albert Einstein y Steve Jobs atribuían su éxito a la misma cualidad personal. ¿Sabes que les caracteriza a estos dos genios?

Albert Einstein falleció pocos meses antes de que Steve Jobs llegara al mundo; sin embargo, ambos genios alcanzaron un éxito indudable en su campo de trabajo, y resulta que atribuían sus logros a la misma característica personal.

El renombrado físico, Einstein, planteó teorías científicas rompedoras y poco convencionales que le sometieron en algunos momentos a ciertas críticas. No obstante, el genio decidió seguir adelante hasta publicar su teoría de la relatividad general.

Muchos pensarán que el camino que emprendió el científico fue fruto del razonamiento lógico, pero resulta que Einstein debe su éxito a la intuición. Cabe señalar una de las citas más famosas del físico en el que afirmaba que “La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un sirviente leal“.

No fue la única vez que Einstein manifestó su confianza en la intuición. “Todos los grandes logros de la ciencia deben partir de conocimiento intuitivo– le explicó a un amigo – A veces estoy seguro de que estoy en lo correcto, aunque no sepa la razón“.

Así, uno de los mayores trucos de Einstein para fomentar el aprendizaje era la pasión.

Años después el cofundador de Apple, Jobs, mencionaba la misma cualidad: “La intuición es algo muy poderoso; más poderoso que la inteligencia“.

En 2005 Jobs se dirigió hacia los alumnos de la Universidad de Stanford para impartir su famoso discurso de graduación, y lanzó un claro mensaje a los recién titulados. “Debéis confiar en algo – afirmó Jobs – En vuestro instinto, vida, karma, lo que sea“. El ícono del mundo tecnológico afirmó que esta actitud jamás le había fallado, y había logrado marcar una importante diferencia a lo largo de su vida.

Hoy en día el legado que ha dejado Jobs es un referente para muchos. Ya han pasado diez años desde que se lanzó el primer iPhone, un dispositivo que ha logrado cambiar el mundo.

Vía | CNBC