El fundador de Tesla o SpaceX ha desarrollado su propio método de toma de decisiones. Seis preguntas a las Elon Musk debe dar respuesta antes de tomar cualquier resolución.

Para muchos de nosotros afrontar un problema o el inicio de un proyecto puede ser un verdadero quebradero de cabeza. El miedo al error puede hacer que nuestra toma de decisiones se eternice demasiado o terminemos basándonos en intuiciones.

Para Elon Musk esto dejó de suponer un problema hace tiempo. El ingeniero y cofundador de PayPal, Tesla o SpaceX ha creado un método propio con el que afrontar cualquier toma de decisión. 

Como confesaba al periodista Neil Strauss, en una entrevista para Rolling Stone, el secreto reside en hacer ese proceso de la forma más precisa posible.

Así, Musk ha desarrollado su propio método científico para tomar una decisiónbasado en seis preguntas.

Aquí te contamos cuáles son esas seis cuestiones.

  • Hacerse una pregunta.
  • Recoger todas las evidencias posibles en torno a esa pregunta.
  • Desarrollar axiomas basados en evidencias y otorgar una probabilidad de veracidad a cada uno de ellos.
  • Desarrollar conclusiones con el objetivo de determinar: ¿son estos axiomas correctos? ¿son relevantes? ¿me guían hacia la conclusión y con qué probabilidad?
  •  Intenta rebatir dicha conclusión. Buscar argumentos que pudieran desmentir o desechar dicha solución.
  • Si nada invalida tu conclusión, entonces piensa que probablemente estés en lo cierto; nunca pienses que tienes la razón absoluta.

Este es el proceso que Musk realiza cada vez que debe llevar a cabo una toma de decisiones en Tesla o SpaceX. Su consejo es que hay que desechar respuestas “poco científicas” del tipo “es cierto porque yo lo creo así“.

En esta misma línea también se sitúa el fundador de Amazon. Jeff Bezos clasifica sus decisiones en dos tipos: las del tipo 1, “decisiones que son irreversibles y consecuentes. Solo tienen un camino y son realizadas metódicamente“. Las del tipo 2 al contrario se toman de manera rápida, y son ideas que “en general son cambiables o reversibles“.

Ahora que ya sabemos cómo lo hacen los fundadores de algunas de las empresas más importantes del momento, nuestra toma de decisiones debería ser mucho más exitosa

Escrito por Cristina Fernández Esteban