¿Qué son las spamtraps? Y cómo afectan a tus mailings masivos

Las spamtraps, o trampas de spam, son direcciones de correo electrónico creadas con el propósito específico de capturar y combatir el correo no deseado o spam.

Estas direcciones de correo electrónico son utilizadas por los proveedores de servicios de Internet (ISP), empresas de filtrado de correo y organizaciones anti-spam para identificar y sancionar a los remitentes de correo no deseado.

No se utilizan para la comunicación regular y, por lo tanto, cualquier correo electrónico recibido en estas cuentas se considera automáticamente no deseado, o spam.

Este es un indicio de que el remitente puede estar utilizando prácticas de correo electrónico poco éticas, ilegales o simplemente malas, como enviar correos electrónicos a personas que no han optado por recibirlos o recopilar direcciones de correo electrónico de manera irresponsable.

Las spamtraps nunca se suscriben a la recepción de correos electrónicos, por lo que si te encuentras enviando mensajes a una, es probable que estés violando la regla número uno del correo electrónico de marketing: siempre debes tener permiso para enviar correos electrónicos a alguien.

Existen diferentes tipos de spamtraps, entre ellos las Pristine Spamtraps, Recycled Spamtraps y Typo Spamtraps, cada uno diseñado para atrapar diferentes tipos de comportamiento de spam.

Enviar correo a una spamtrap puede tener graves consecuencias, como dañar la reputación de tu dominio y disminuir la tasa de entrega de tus correos electrónicos.

Veamos estos temas un poco más en profundidad.

¿Qué son las Spamtraps?

Las spamtraps son direcciones de correo electrónico que se utilizan como una trampa para capturar spam.

Son creadas y mantenidas por organizaciones que trabajan en la prevención del spam, como los proveedores de servicios de Internet (ISP), las empresas de filtrado de correo y las organizaciones anti-spam.

El propósito principal de las spamtraps es identificar a los remitentes de correo no deseado y ayudar a mantener limpios los ecosistemas de correo electrónico.

Las spamtraps permiten a las organizaciones recolectar información sobre los remitentes de spam, incluyendo sus direcciones IP y las tácticas que están utilizando, y utilizar esta información para bloquear futuros correos electrónicos de estos remitentes.

→ ¿Cómo funcionan las Spamtraps?

Las spamtraps funcionan como una especie de trampa para los remitentes de correo no deseado.

Se colocan en lugares donde solo los remitentes de spam suelen buscar direcciones de correo electrónico, como foros públicos, sitios web obsoletos y bases de datos compradas.

Algunas spamtraps son cuentas de correo electrónico que fueron alguna vez válidas y activas pero que han estado inactivas durante un largo período de tiempo.

Los proveedores de correo electrónico pueden reciclar estas cuentas inactivas y convertirlas en spamtraps, de ahí que algunas veces se les llame «recycled spamtraps».

Cuando un remitente de correo no deseado envía un correo electrónico a una spamtrap, la organización que controla la spamtrap recibe una alerta.

Esto les da una idea de quién está enviando spam, permitiéndoles tomar medidas contra estos remitentes.

→ Las consecuencias de enviar correos a spamtraps

Si un remitente de correo electrónico es identificado enviando correos a spamtraps, esto puede tener varias consecuencias negativas.

Por un lado, su dirección IP o dominio puede ser incluido en listas negras de correo electrónico, lo que resultará en una tasa de entrega más baja o incluso en que sus correos sean bloqueados por completo.

Además, los ISP y los servicios de correo electrónico pueden marcar al remitente como spam basándose en su reputación, lo que significa que sus correos podrían acabar en la carpeta de spam de los destinatarios, incluso si estos se han suscrito a los correos.

Por último, enviar correo a spamtraps también puede tener consecuencias legales en algunos países, especialmente si el remitente está violando las leyes de privacidad y spam.

Por lo tanto, es esencial mantener una buena higiene de la lista de correo electrónico para evitar enviar correos a spamtraps.

¿Cómo funcionan las Spamtraps?

Las spamtraps funcionan como cebo en el universo del correo electrónico, diseñadas para capturar a los remitentes de correo no deseado.

Una vez que un remitente cae en la trampa, los administradores de la spamtrap pueden usar la información para tomar medidas contra el remitente.

→ Creación de una Spamtrap

Las spamtraps se crean de varias maneras.

Una de las formas más comunes es reciclando direcciones de correo electrónico antiguas y obsoletas.

Cuando una cuenta de correo electrónico ha estado inactiva durante mucho tiempo, el proveedor de correo electrónico puede convertirla en una spamtrap.

Esta dirección de correo electrónico obsoleta es ideal para atrapar a remitentes que no mantienen una buena higiene de sus listas de correo electrónico.

Otra forma común de crear una spamtrap es simplemente crear una nueva dirección de correo electrónico y publicarla en lugares donde los recolectores de correos electrónicos (bots) pueden encontrarla, pero donde es poco probable que una persona real la encuentre y la use para establecer correspondencia legítima.

→ Ejemplo práctico de cómo se crea una Spamtrap

Tomemos como ejemplo la creación de una spamtrap a través de una dirección de correo electrónico obsoleta.

Digamos que Ana tenía una dirección de correo electrónico (ana@example.com) que utilizaba para su trabajo.

Cuando Ana dejó su trabajo, también dejó de usar esa dirección de correo electrónico.

Después de un par de años, el proveedor de correo electrónico de Ana ve que su antigua dirección de correo electrónico ha estado completamente inactiva.

No ha habido ningún inicio de sesión ni actividad durante dos años, así que el proveedor de correo decide convertir la dirección de correo electrónico en una spamtrap.

Ahora, cualquier correo electrónico enviado a ana@example.com se considera automáticamente spam, porque se supone que nadie tiene esa dirección de correo electrónico en su lista de correo legítimo.

Si un remitente envía un correo electrónico a esta dirección, es una señal de que probablemente obtuvieron la dirección de manera poco ética, o que no están manteniendo su lista de correo de manera responsable.

Por lo tanto, el remitente puede ser sancionado en consecuencia.

Tipos de Spamtraps

Existen varios tipos de spamtraps que se utilizan para atrapar diferentes tipos de comportamientos de spam.

A continuación, se presentan tres de los tipos más comunes.

→ Pristine Spamtraps

Las Pristine Spamtraps, también conocidas como trampas de spam puras, son direcciones de correo electrónico que se crean específicamente para ser utilizadas como spamtraps.

Nunca se utilizan para enviar correos electrónicos y no se suscriben a ningún servicio de correo.

Las organizaciones anti-spam publican estas direcciones en diversas ubicaciones de la web, donde los recolectores de direcciones o «scrappers» las encuentran y las agregan a sus listas de correo.

Como estas direcciones nunca se han utilizado para comunicaciones legítimas, cualquier correo electrónico enviado a una Pristine Spamtrap es definitivamente spam.

→ Recycled Spamtraps

Las Recycled Spamtraps son direcciones de correo electrónico que alguna vez fueron válidas y utilizadas por personas reales, pero que han estado inactivas durante un largo período de tiempo.

Los proveedores de correo electrónico monitorizan estas cuentas inactivas y después de un cierto período de inactividad, las convierten en spamtraps.

Si estás enviando correo electrónico a una Recycled Spamtrap, significa que no has actualizado tu lista de correo electrónico en mucho tiempo y estás enviando correo a direcciones de correo obsoletas.

→ Typo Spamtraps

Las Typo Spamtraps son direcciones de correo electrónico que se crean a partir de errores de escritura comunes en los dominios de correo electrónico populares.

Por ejemplo, si el dominio de correo electrónico correcto es @gmail.com, el operador de la spamtrap puede registrar el dominio @gamil.com y recoger cualquier correo enviado a ese dominio.

Enviar correo a una Typo Spamtrap generalmente indica que estás agregando direcciones de correo electrónico a tu lista sin obtener el consentimiento adecuado, ya que es poco probable que un usuario proporcione una dirección de correo electrónico con un error de escritura si se está suscribiendo conscientemente a tu lista.

¿Por qué tengo Spamtraps en mi base de datos?

Si te encuentras con spamtraps en tu base de datos, puede ser una señal de varias cuestiones relacionadas con tus prácticas de recopilación y gestión de direcciones de correo electrónico.

→ Posibles causas de tener Spamtraps

  • Comprar listas de correo electrónico: Esta es una de las formas más comunes en las que las spamtraps pueden terminar en tu base de datos. Las listas de correo electrónico compradas a menudo contienen direcciones de correo electrónico que han sido recolectadas de manera poco ética y sin el consentimiento de los titulares de las cuentas. Es probable que estas listas contengan spamtraps.
  • Falta de mantenimiento de la lista de correo electrónico: Si no estás realizando un mantenimiento regular y limpieza de tu lista de correo electrónico, podrías terminar enviando correos a direcciones que se han convertido en spamtraps. Esto suele ocurrir cuando una dirección de correo electrónico válida que estaba en tu lista se vuelve inactiva y posteriormente se convierte en una spamtrap.
  • Recopilación inadecuada de direcciones de correo electrónico: Si estás recopilando direcciones de correo electrónico de manera descuidada, podrías terminar recogiendo spamtraps. Esto puede suceder, por ejemplo, si recoges direcciones de correo electrónico de la web o si no verificas adecuadamente las direcciones de correo electrónico que se introducen en tus formularios de registro.

→ Consecuencias de tener Spamtraps en tu base de datos

Las consecuencias de tener spamtraps en tu base de datos pueden ser graves:

  • Daño a la reputación: Ser identificado como remitente de spam puede dañar gravemente la reputación de tu marca y la reputación de tu dominio de correo electrónico.
  • Bloqueo o «black list»: Los ISP pueden bloquear tus correos electrónicos o incluir tu dominio en listas negras, lo que disminuirá drásticamente tu tasa de entrega de correo electrónico.
  • Posibles consecuencias legales: Dependiendo de las leyes del país en el que operes, podrías enfrentarte a sanciones legales si se descubre que estás enviando spam.
  • Pérdida de confianza: La confianza del cliente en tu marca puede verse afectada si tus correos electrónicos terminan en la carpeta de spam o si los clientes se enteran de que has sido identificado como remitente de spam.

Por todo ello, es vital mantener buenas prácticas de recopilación y mantenimiento de la lista de correo electrónico para evitar la presencia de spamtraps en tu base de datos.

Cómo prevenir la aparición de Spamtraps

Prevenir las spamtraps implica adoptar buenas prácticas para la recopilación y el mantenimiento de las direcciones de correo electrónico.

Aquí te presentamos algunos consejos útiles.

→ Buenas prácticas para la recopilación de direcciones de correo electrónico

  • Obtén el consentimiento: No envíes correos electrónicos a personas que no hayan dado su consentimiento explícito para recibirlos. Asegúrate de tener un proceso claro de opt-in (suscripción) para tu lista de correo electrónico.
  • No compres listas de correo electrónico: Comprar listas de correo electrónico es una práctica poco ética que a menudo conduce a la inclusión de spamtraps en tu base de datos. Es mucho mejor y más seguro construir tu propia lista de correo electrónico de personas que estén interesadas en lo que tienes que ofrecer.
  • Utiliza un doble opt-in: Al utilizar un doble opt-in, le pides al suscriptor que confirme su suscripción antes de agregarlo a tu lista de correo. Esto puede ayudar a evitar las spamtraps de tipo typo, ya que es poco probable que una dirección de spamtrap se utilice para confirmar una suscripción.

→ Mantenimiento de tu base de datos de correo electrónico

  • Realiza una limpieza regular de tu lista de correo: Si una dirección de correo electrónico está inactiva o no responde durante un largo período de tiempo, es posible que haya sido abandonada y pueda convertirse en una spamtrap. Elimina regularmente estas direcciones de correo inactivas de tu lista.
  • Monitorea las tasas de rebote: Una alta tasa de rebote puede ser un indicio de que estás enviando correos a spamtraps. Si notas que tus correos electrónicos rebotan constantemente, puede ser el momento de revisar y limpiar tu lista de correo.

→ La importancia de la verificación de correo electrónico

La verificación de correo electrónico puede ayudarte a prevenir la aparición de spamtraps.

Al verificar las direcciones de correo electrónico antes de agregarlas a tu lista, puedes asegurarte de que son válidas y que pertenecen a personas reales.

Existen servicios de verificación de correo electrónico que puedes utilizar para verificar las direcciones de correo en grandes cantidades.

Estos servicios pueden verificar si una dirección de correo electrónico existe y si es capaz de recibir correo, lo que te ayuda a mantener tu lista limpia y libre de spamtraps.

Además, el uso de CAPTCHA en tus formularios de registro puede ayudar a prevenir que los bots introduzcan direcciones de correo electrónico falsas o spamtraps en tu lista.

¿Cómo tratar con Spamtraps si ya están en tu base de datos?

Si descubres que tienes spamtraps en tu base de datos de correo electrónico, es esencial tomar medidas inmediatas para limpiar tu lista y prevenir futuros problemas.

Aquí te explicamos cómo puedes hacerlo.

→ Herramientas y técnicas para la detección de Spamtraps

Existen varios servicios de limpieza de listas de correo electrónico que pueden ayudarte a detectar y eliminar spamtraps.

Estos servicios utilizan una variedad de técnicas para identificar las direcciones de correo electrónico sospechosas, incluyendo la comparación de tu lista con las conocidas spamtraps.

Además, si estás experimentando altas tasas de rebote, especialmente los rebotes duros (errores permanentes), esto puede ser una señal de que estás enviando correo a spamtraps.

Algunos servicios de correo electrónico proporcionan informes de rebotes que pueden ayudarte a identificar los posibles problemas.

Con IP dedicadas de envío las herramientas de feedback de Microsoft como el SNDS nos informan de si un envío ha tenido spamtraps y cuantas:

Pero lógicamente no indican que mails son, ya que por definición las spamtraps deben ser secretas. Por tanto no hay forma de saber que mails son spamtraps.

→ Cómo limpiar tu lista de correo electrónico

Una vez que hayas identificado las posibles spamtraps, debes eliminarlas de tu base de datos.

No trates de contactar con la dirección de correo electrónico para confirmar si es una spamtrap, ya que esto sólo confirmará que estás enviando correo no deseado.

En lugar de ello, debes centrarte en limpiar tu lista de correo electrónico y mejorar tus prácticas de recopilación de correo electrónico para evitar futuros problemas.

Aquí hay algunas estrategias que puedes utilizar:

  • Realiza una limpieza de lista completa: Esto implica eliminar cualquier dirección de correo electrónico que no haya interactuado con tus correos electrónicos en un período de tiempo específico. Las direcciones de correo electrónico inactivas podrían ser spamtraps, así que es mejor eliminarlas.
  • Implementa un doble opt-in: Si aún no lo has hecho, considera la implementación de un sistema de doble opt-in para tu lista de correo electrónico. Esto te ayudará a asegurarte de que sólo estás añadiendo direcciones de correo electrónico legítimas a tu lista.
  • Verifica tus nuevas suscripciones: Antes de agregar una nueva dirección de correo electrónico a tu lista, verifica que sea una dirección válida y activa. Puedes hacer esto enviando un correo electrónico de confirmación o utilizando un servicio de verificación de correo electrónico.

Recuerda, tener spamtraps en tu lista de correo electrónico no es el fin del mundo, pero es una señal de que necesitas mejorar tus prácticas de recopilación y mantenimiento de correo electrónico.

Al seguir estas estrategias, podrás limpiar tu lista y reducir el riesgo de futuros problemas.

► Aquí te dejamos una guía que te puede ayudar a detectar posibles spamtraps.

Impacto de las Spamtraps en los envíos de correo masivo

El impacto de las spamtraps en los envíos de correo masivo puede ser significativo, afectando las tasas de entrega, la reputación del remitente y el retorno de la inversión (ROI).

Aquí exploramos estos aspectos en detalle.

→ Cómo las spamtraps afectan tus tasas de entrega

Las spamtraps son utilizadas por los proveedores de correo y las organizaciones anti-spam para identificar a los remitentes de correo no deseado.

Si envías correos a spamtraps, esto puede ser una señal para estos proveedores de que estás participando en prácticas de envío de correo masivo no éticas o poco adecuadas.

En consecuencia, los proveedores de correo pueden empezar a marcar tus correos electrónicos como spam o, peor aún, pueden bloquear tus correos electrónicos por completo.

Esto significa que tus tasas de entrega pueden disminuir drásticamente, lo que a su vez reduce la cantidad de personas que ven y interactúan con tus correos electrónicos.

→ Cómo las spamtraps pueden dañar tu reputación

Además de afectar tus tasas de entrega, el envío de correos a spamtraps también puede dañar seriamente tu reputación como remitente de correo.

Los proveedores de correo y los servicios de filtrado de correo electrónico llevan un registro de la reputación del remitente basándose en varios factores, uno de los cuales es si envías correo a spamtraps.

Si tu reputación de remitente se ve perjudicada, esto puede tener un impacto a largo plazo en tus esfuerzos de marketing por correo electrónico.

Puede tomar tiempo y esfuerzo restaurar tu reputación, durante el cual tus correos electrónicos pueden ser menos efectivos.

→ Cómo las spamtraps pueden afectar tu ROI en el email marketing

Finalmente, si tus correos electrónicos son marcados como spam o bloqueados debido a las spamtraps, esto puede tener un impacto directo en tu ROI de email marketing.

Si tus correos electrónicos no llegan a las bandejas de entrada de tus destinatarios, es menos probable que vean o interactúen con tus mensajes.

Esto significa menos clics, menos conversiones y, en última instancia, un menor retorno de la inversión para tus esfuerzos de marketing por correo electrónico.

Por otro lado, limpiar tu lista de correo de spamtraps y mantener buenas prácticas de envío de correo puede mejorar tus tasas de entrega, proteger tu reputación de remitente y aumentar tu ROI.

Por lo tanto, el manejo efectivo de las spamtraps es esencial para el éxito de tus campañas de correo electrónico.

Conclusión

Las spamtraps son una herramienta utilizada por los proveedores de correo electrónico y las organizaciones anti-spam para combatir el correo no deseado.

Si bien pueden parecer intimidantes, entender cómo funcionan y cómo pueden terminar en tu base de datos es el primer paso para evitarlas.

Tener spamtraps en tu base de datos no es una buena señal, pero tampoco es el fin del mundo.

Con un enfoque proactivo y la adopción de buenas prácticas, puedes minimizar el riesgo de tener spamtraps en tu lista de correo electrónico.

Esto implica implementar una recopilación ética y consentida de direcciones de correo electrónico, realizar un mantenimiento y limpieza regular de tu lista, y utilizar herramientas y servicios de verificación para asegurarte de que tus suscriptores son válidos y están activos.

Si te encuentras con spamtraps en tu base de datos, es importante que actúes rápidamente para eliminarlas y entender cómo llegaron allí en primer lugar.

Esto te ayudará a prevenir problemas en el futuro y a mantener la salud y la eficacia de tus esfuerzos de marketing por correo electrónico.

En última instancia, prevenir y manejar las spamtraps se reduce a respetar a tus suscriptores y sus bandejas de entrada.

Al hacerlo, no sólo evitarás las trampas de spam, sino que también construirás una relación sólida y de confianza con tu audiencia.

Jose Argudo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *